Análisis Assassin’s Creed 3: La Redención

Análisis Assassin’s Creed 3: La Redención
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Después de disfrutar de ‘La Infamia’ y ‘La Traición’, es el momento de poner el punto y final a historia alternativa que nos ha ofrecido la trilogía La Tiranía del Rey Washington del gran Assassin’s Creed 3 con ‘La Redención’. Ubisoft vuelve a demostrar su buen hacer con una de sus sagas más prestigiosas, de modo que como ya sucedió con los dos episodios anteriores, nos encontramos con un contenido descargable de gran calidad, imprescindible para los fans de la serie, que cuenta con el atractivo extra de poner fin a esta nueva historia.

assassins-creed-3-la-redencion

Como recordaremos, esta nueva campaña se sitúa en el marco de la Revolución Americana, por lo que recorreremos nuevas localizaciones y ambientes completamente nuevos. Además, en cada uno de los episodios se han ido incluyendo una serie de poderes chamánicos, que juegan un papel fundamental en el desarrollo de la aventura. Lo que no varía es la acción, la aventura,  los combates y el sigilo que caracterizan a la franquicia. De este modo, Ubisoft ha logrado mantener la esencia de la saga, pero ha añadido novedades y mecánicas que dotan al título de una mayor variedad.

La historia alternativa que representa La Tiranía del Rey Washington está accesible en todo momento desde el menú principal, por lo que no hace falta completar la campaña principal para acceder a ella. Sin embargo, tal y como os recomendamos en los dos episodios anteriores, os aconsejamos encarecidamente que primero os acabáis la campaña original de Assassin’s Creed III, ya que así podremos comprender mejor todos los hechos que se nos narran en esta historia complementaria y, de paso, evitamos sufrir algún posible spoiler.

assassins-creed-3-la-redencion-6

Si recordamos, en La Infamia, nuestro protagonista, Connor, al despertar de un largo sueño se veía sorprendido porque se habían producido una serie de cambios en la realidad que conocía; el principal de ellos es que Estados Unidos estaba sometida al tirano George Washington, que cuenta ahora con un enorme poder gracias al Fruto del Edén. Sin saber si lo que estaba pasando era real o no, nuestro protagonista emprendía un viaje con la intención de derrotar al nuevo rey, al mismo tiempo que intentaba averiguar por qué ha cambiado la historia que él recordaba.

Esa misión comenzaba en el terreno nevado y desolado de la Frontera, y en el segundo episodio continuaba en Boston, de manera que se regresaba a los clásicos escenarios urbanos de la serie, lo que facilitaba movernos con entera libertad entre los edificios y establecer nuestras propias estrategias, aprovecho la increíble agilidad y poderes de Connor.

Este viaje llega a su fin en La Redención. En este tercer y último capítulo de La Tiranía del Rey Washington, el demente Rey Washington se bate en retirada a su fortaleza de Nueva York. Ratonhnhaké:ton deberá prepararse para un asalto contra el gran bastión del tirano.

assassins-creed-3-la-redencion-2

Nuestro protagonista ha ido ganando en fuerza y ferocidad en su misión. En el primer capítulo contábamos con el poder del lobo, que nos permitía hacernos invisibles e invocar tres lobos para atacar a nuestros enemigos, mientras que en el segundo episodio se nos otorgaba el poder del águila. Con este poder contábamos también con dos nuevas habilidades: volar por los escenarios a gran velocidad y atacar a nuestros enemigos.

En esta ocasión contaremos también con el terrible Poder del Oso, al que accederá en una antigua fuente de fuerza. Este poder nos permitirá golpear el suelo con una fuerza tan devastadora que toda los enemigos que estén situados cerca serán lanzados por el aire o chocarán contra el suelo. Por su parte, los enemigos que estén más separados se quedarán unos instantes estupefactos sin reaccionar por la concentración de voluntad y potencia bruta de esta nueva habilidad. Es, por tanto, un poder especialmente útil cuando nos tengamos que enfrentar a grupos numerosos de soldados.

Al igual que los poderes del Águila y el Lobo, la habilidad del Oso se puede utilizar también desde los tejados, sorprendiendo a nuestros enemigos con un inesperados y devastador ataque en el aire que dejará a nuestros enemigos amontonados sobre el suelo, para que tan sólo tengamos que rematarlos.

assassins-creed-3-la-redención

Estas nuevas capacidades místicas mejoran la experiencia jugable de las anteriores entregas, ofreciendo una mayor variedad de situaciones en la acción. De hecho, el diseño de las misiones está pensado para que hagamos uso de estas nuevas habilidades, ya que sin ellas será imposible avanzar en la historia. Ahora contaremos con una libertad aún mayor a la hora de afrontar las misiones secundarias, ofreciéndonos estas capacidades un abanico mucho más amplio de posibilidades. Podemos combinar estas habilidades con los clásicos movimientos para realizar todo tipo de acrobacias y ataques que convierten al cazador en el que nos hemos convertido en un asesino imparable.

Donde no se producen cambios es en el arsenal de armas que tendremos disponibles: armas de fuego, tomahawks, arcos y flechas, la clásica cuchilla oculta, dardos de cuerda… A la hora de combatir contra los enemigos, también podremos defendernos, desarmarlos, contraatacar y realizar distintos tipos de ataque. En definitiva, el espectacular sistema de combates cuerpo a cuerpo de la saga se mantiene inalterable, aunque, como ya hemos señalado, los nuevos poderes añaden nuevas mecánicas que agradeceremos bastante

Nuestro protagonista será cada vez más poderoso, lo que permitirá tener más libertad a la hora de enfrentarse a los soldados, incluso cuando estemos rodeados por una docena de ellos. Los combates resultan más intensos y divertidos que nunca. Por su parte, la infiltración, el sigilo y el robo siguen estando presentes, sobre todo para las misiones secundarias que nos ofrecer la historia. También volverán a aparecer los recuerdos lúcidos, mediante los que podremos más detalles sobre lo sucedido en ese lugar.

assassins-creed-3-la-redencion-1

Este episodio recupera uno de las novedades que introdujo la campaña principal de Assassin’s Creed III, y que tanto nos gusto: una gran misión naval, que nos recibirá antes de llegar a Nueva York. A partir de ese momento viviremos una notable variedad de misiones, que irán alternando la acción, con la infiltración y exploración. Será en las partes de exploración y sigilo cuando más hagamos uso de los dos poderes que adquirimos en los dos episodios anteriores. Por su parte, el poder del oso será nuestro gran aliado cuando pasemos a la acción y tengamos que derrotar a nuestros rivales.

La campaña en este epílogo se vuelve a ser apasionante al llegar a su esperado desenlace, del que, claro que está, no os vamos a desvelar ningún detalle para no quitaros la sorpresa. Lo que sí que os aseguramos es que nos ha encantado el cómo se desarrolla y el final que se le ha dado. La duración de este episodio es de unas 5-6 horas,  cifra que se incrementará de forma notable si realizamos todas las misiones secundarias y desbloqueamos todo el contenido. Además, en ningún momento se cae en la repetición, gracias a la gran diversidad de misiones que se han incluido.

Uno de los principales atractivos de esta entrega será descubrir qué ha pasado para encontrarnos en una historia alternativa, bien diferente a la que conocíamos. Para ello, está claro, no tendremos más remedio que enfrentarnos al mismísimo George Washington. Este episodio pone el broche de oro a una trilogía sobresaliente, que nos ha sorprendido positivamente por la gran calidad que atesora y por introducir nuevos elementos a los habituales que ya conocemos de la franquicia.

assassins-creed-3-la-redencion-5

Conclusión

La tiranía del rey Washington nos ha dejado un gran sabor de boca, ya que nos ha permitido expandir el mundo que ya disfrutamos en Assassin’s Creed III, al mismo tiempo que hemos disfrutado de la nueva trama y los nuevos poderes. El final de nuestra misión ha resultado ser espectacular con un enfrentamiento final contra Washington memorable. En ningún momento se ha caído en la repetición de mecánicas, ha que se ha ofrecido una gran variedad de misiones, en las que combinar todas nuestras habilidades con entera libertad. En definitiva, una historia alternativa de lo más recomendable para cualquier fan de la franquicia, que nos volverá a enganchar nuevamente con una de las mejores sagas de esta generación. Ansiosos estamos de disfrutar el nuevo Assassin’s Creed IV: Black Frag.

Comparte este artículo