Análisis de Dragon Quest IX

Análisis de Dragon Quest IX
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Dragon Quest es una de las franquicias más populares de las últimas décadas, y los fanáticos están felices porque con la versión IX hace su debut en DS, la consola portátil de Nintendo, que nos lleva hasta un nuevo nivel de exploración y combates.

Dragon Quest IX

Uno de los primeros puntos para destacar de este juego es que el apartado gráfico le exprime el mayor jugo posible al dispositivoLas animaciones son espectaculares, tanto en el diagramado de los escenarios como en la movilidad de los personajes que forman parte de este título, donde el usuario tendrá que encarnar a un ángel caído que debe enfrentar a distintas criaturas que le permitirán acercarse nuevamente al cielo

Otra arista más que destacable en el nuevo Dragon Quest es que les permite a los jugadores crear su propio personaje, disponiendo de un catálogo de facciones, vestimentas y colores para crear un avatar a su semejanza.

Y no hay nada mejor que ver a nuestro personaje desde el ángulo más certeroPor dicho motivo este título nos muestra un excelente trabajo de “cámara”, incluyendo paneos de mayor nivel que nos ayudan a ver todas las acciones desde la mejor perspectiva existente.

Además, también contaremos con un plano detallado en el que se nos marcará por cuáles caminos nos encontraremos con enemigos, de modo que podamos suprimirlos para no enfrentarnos con los rivales

.
Esta innovación es muy bien vista por los usuarios porque ayuda a no tener que entablar batalla cada pocos minutos.

Por último no podemos dejar de destacar el aspecto multijugador que se hace presente en Dragon Quest IX, a través del cual varios amigos podrán jugar a través de una red de área local inalámbrica.
Lo mejor de este aspecto es que brinda libertad total a cada jugador, de modo que pueden estar juntos en la misma pantalla o separarse cada uno por un camino diferente.
Las opciones están sobre la mesa, sólo queda elegir.

Imagen de Wikipedia

Por:
Etiquetas:
Categorías: Análisis, DS
Comparte este artículo