Análisis de The Evil Within

Análisis de The Evil Within
Comparte este artículo
Autor: Comentar

¿Quieres conocer todos los detalles de The Evil Within?, desde nuestro blog de Juegos te ofrecemos un completo análisisComo si de una horda de zombies se tratase, el género survival horror parece renacer una vez más para volver a aterrorizar y, al mismo tiempo, cautivar a todos los aficionados a este género

Análisis de The Evil Within


Después de unos años en los que había quedado relegado a un segundo plano, el género regresa con más fuerza que nunca con un gran número de prometedores obras.

Títulos de una gran calidad como Alien: Isolation, las futuras entregas de la saga Resident Evil o una nueva IP como The Evil Within, ponen de manifiesto que el survival horror vuelve a resurgir, y con más fuerza que nuncaEs precisamente The Evil Within el título que más expectación ha generado desde su mismo anuncio, ya que estamos hablando ni más ni menos de que el nuevo proyecto del gran Shinji Mikami, al que se considera de manera justa el padre del géneroDe hecho, a él le debemos dos sagas tan prestigiosas como Dino Crisis y, en especialResident Evil.

Análisis a fondo de The Evil Within

Después de desligarse de la saga que había creado después de la cuarta entrega, justo cuando una nueva tendencia apostaba por cambiar el survival horror por la acción, Mikami se centró en crear un nuevo estudio, Tango Gameworks, y conseguir el apoyo de Bethesda para mantener viva la esencia del género y volver a alegrar a todos los millones de fans que tiene este concepto de videojuego.

Con esta idea básica es como nació un proyecto, que respeta las bases del género, pero aprovechando la tecnología actual para conseguir una mayor inmersión, nuevas sensaciones y, sobre todo, mantener una tensión continúaY es que aunque ya habíamos disfrutado de títulos tan conocidos como Alone in the Darko Haunted House, fue el primer Resident Evil el que hizo popular al género y sentó las bases de lo que serían a partir de entonces los survival horror.

Análisis a fondo de The Evil Within

Con The Evil Within regresa un estilo de juego que busca mantener en tensión continúa al jugador, utilizando para ello toda clase de elementos sobrenaturales y terroríficos, elementos como la escasez de armas y munición y unos protagonistas que están lejos de ser héroes de acciónEl jugador se ve obligado a sobrevivir en un entorno muy hostil, mientras avanza en una historia que nos mantendrá atrapados de principio a finNo faltarán tampoco la resolución de puzzles, la exploración para encontrar nuevos suministros y equipo médico, así como objetos coleccionables y secretos escondidos por los números escenarios.

Aunque The Evil Within introduce interesantes novedades sobre la fórmula original, está claro que bebe mucho de las primeras entregas de Resident Evil, algo que entusiasmará a todos los fansNo faltarán los muertos vivientes, toda clase de temibles criaturas y un protagonista que deberá sobrevivir y escapar de este terrorífico lugar.

A pesar de que en los últimos años hemos visto notables apuestas por el género en primera persona, como pueden ser Amnesia u Outlast, la realidad es que no se entiende el género sin su característica perspectiva en tercera persona, con un protagonista que se mueve algo tosco -lo que acrecienta la sensación de estar indefensos- y una cámara que se sitúa un poco por encima de nuestro hombroSe trata de generar una sensación de inquietud continúa en el jugador, que en muchas ocasiones sólo podrá anticipar el peligro por los inquietantes sonidos que suenan a su alrededor.

The Evil Within

Mikami recoge, como hemos visto, los ingredientes básicos del survival horror pero los adapta a los tiempos actuales, de manera que logra con gran acierto atrapar a los jugadores clásicos, pero también a todos aquellos que se quieren introducir en el géneroEl juego que nos traen Tango Gameworks y Bethesda es una oda al terror, para lo cual no se han escatimado en medios: terroríficas criaturas, escalofriantes muertes y un componente gore muy elevado que teñirá nuestras pantallas de rojoNos enfrenta a todo aquello que no nos atrevemos a ver, a un mundo en el que domina el miedo, el misterio y la incertidumbre.

The Evil Within logra un gran equilibrio en su propuesta jugable entre terror, aventura, acción, resolución de puzzles e infiltraciónEste último será un elemento clave en el desarrollo de la historia, ya que en muchas ocasiones estaremos en manifiesta inferioridad y sin casi recursos, por lo que la mejor manera de seguir vivos será pasar desapercibidos sin levantar ninguna sospecha entre las criaturas.

Se nota la experiencia de Mikami a la hora de ofrecer lo que los fans buscanNo se cae en el absurdo de los sustos baratos, sino que mantiene un estilo lento y sostenido, con una sensación de tensión continúa, ya sea por el gemido de las criaturas, el ruido que realizamos al pisar cristales o al ser detectados por un enemigoPara lograr este clima de tensión constante, ha sido fundamental el gran uso de la atmósfera, tan sombría e impactante que llega a ser sofocante en muchos momentos.

The Evil Within

Se recupera un sistema de combate intencionadamente tosco -no somos héroes, sino un humilde mortal-, con escasa munición y una amenaza constante de muerte, que hace que la experiencia sea muy satisfactoriaEn el centro de la historia se encuentra un detective con nombre muy español: Sebastián Castellanos (el juego se iba a ambientar en España en un primer momento)Nuestro protagonista será llamada para investigar una serie de horribles asesinatos que tuvieron lugar en un psiquiátrico (¿os recuerda a cierto escenario del primer Resident Evil?)

La breve exposición de motivos que nos conducirán a esta investigación será el único momento tranquilo del juego, ya que a partir de ese momento Castellanos se verá envuelto en una historia retorcida y repleta de elementos sobrenaturales, terribles monstruos, y una larga serie de escenarios que parecen sacados de la peor de las pesadillas.

No os queremos desvelar más detalles, ya que desde casi el primer momento nos veremos inmersos en una historia que cuenta con todo el encanto de los juegos de terror y supervivenciaEso sí, el juego logra mantener el interés en todo momento gracias al halo de misterio que acompaña a toda la campaña, con saltos continuos dentro y fuera de las visiones atormentadas de Castellanos.

Análisis The Evil Within

The Evil Within nos sitúa en un impactante mundo, nos sumerge en una “deliciosa” experiencia de terror que se asienta sobre la base una ambientación simplemente sublimeEl magnífico uso de las luces y las sombras, así como de un sonido escalofriante, permite crear una atmósfera de tensión continúa, en la que en cualquier momento notaremos como nuestro corazón comenzará a latir muy deprisa.

Y es que el trabajo realizado a la hora de recrear todos y cada uno de los escenarios es, sin duda, uno de los grandes aciertos del títuloVisitaremos entornos tan variados e inquietantes como un hospital que parece haber sido destruido por la más absoluta locura, barrios abandonados que nos pondrán la piel de gallina, un centro urbano inundado y repleto de monstruos acuáticos e incluso la mítica presencia de una mansión espeluznanteEl mal está presente en todas estas localizaciones gracias, como decimos, a un atmósfera cargada de tensión.

Aunque los misteriosos sonidos y los escalofriantes escenarios ya se encargan por sí solos en mantenernos en tensión continúa, son el encuentro con las grotescas criaturas del juego las que nos ofrecerán los momentos más angustiosos e intensos de la aventuraNos enfrentaremos a un sinfín de enemigos, como monstruos que todavía revelan un pasado humano, zombies y criaturas cada vez más desagradables y difíciles según vayamos avanzandoEn todo momento deberemos estar con mil ojos, ya que la muerte nos espera en cada esquinaLo que nos ofrece The Evil Within es una experiencia brutal, que exige de una gran concentración si no queremos que nuestras vísceras estén esparcidas por el suelo en unos segundos.

Análisis para The Evil Within

Para sobrevivir, la paciencia, la precaución y la infiltración serán nuestros mejores aliadosDeberemos aprovechar al máximo hasta la última bala de nuestra pistola, cada jeringa de curación o cada herramienta que nos queda, ya que nuestra supervivencia dependerá en buena medida de elloEn otras palabras, estamos ante un juego que nos obliga a aprovechar al máximo hasta el último recursoEsto implica también utilizar nuestro ingenio, ya que no siempre disparar será lo más aconsejable.

Y es que vamos a contar con un sinfín de posibilidades para derrotar a los enemigos o escaparnosAsí, por ejemplo, podemos intentar disparar a la cabeza de un enemigo -con o sin éxito-, o utilizar esa misma bala para disparar a su pierna y así quemarlo después con una cerillaTambién podremos utilizar las numerosas trampas que hay repartidas por el escenario a nuestro favor

.
De este modo, podremos lanzar una botella u objeto hacia una trampa, para que caiga en ella una criatura cercana.
También podemos arriesgar para desmantelar una trampa y así utilizar partes de ella para elaborar una nueva ballesta, que por cierto será el arma más eficaz del juego.

Es precisamente esa libertad, el tratar al jugador de una manera inteligente, la que nos ha gustado tanto, ya que en todo momento deberemos tomar decisiones tensas, lo que nos obligará a ser creativos e inteligentes a la hora de enfocar cada situación.
La sensación de recompensa que genera este estilo jugable es inmensa, ya que incita al jugador a ser astuto y probar nuevas cosas.

La curva de dificultad está muy bien diseñada, de manera que poco a poco vamos descubriendo nuevas mecánicas que nos ayudarán en el resto de la aventura.
Aunque casi desde el primer momento tendremos situaciones complejas, el juego no llega a ser imposible en ningún momento, sino que nos invita a probar nuevas situaciones para conseguir el éxito en dónde antes habíamos caído en las fauces de una criatura.
Mención especial para los numerosos jefes finales del juego, terribles seres que nos pondrán los pelos de punta ya solo con su presencia.
Será importante comprobar sus rutinas y también darles cera sin descanso, ya que son bastante resistentes a nuestros ataques.
Será habitual que nos destrocen con una violencia inusitada.

 The Evil Within a fondo

Además de enfrentarnos a las criaturas y de buscar la mejor manera de sobrevivir, como buena aventura, se apuesta de una manera clara por la exploración.
Además de disfrutar de los increíbles entornos, podremos encontrar un gel verde, que hace las funciones de moneda en el juego para el completísimo sistema de mejoras del juego.
Podremos elegir entre un gran número de opciones como aumentar el tiempo de sprint, llevar más cartuchos de escopeta o reducir el espacio que ocupa la arma en nuestro inventario, entre otras muchas posibilidades.
Sin duda, es un gran sistema que nos permitirá adaptar la aventura a nuestro estilo, de manera que podamos estar preparados para las etapas más complicadas que nos esperan según avancemos en la historia.
No hay suficiente gel verde como para actualizar todo, por lo que seremos nosotros los que deberemos decidir qué elementos nos conviene más mejorar o actualizar.

The Evil Within nos llevará al límite en todo momento, no solo introduciendo enemigos cada vez más duros y temibles, sino situaciones que nos obligarán a estar con máxima concentración.
Este es otro de los grandes aciertos del juego, ya que el interés no solo no decae en ningún momento, sino que el ritmo irá creciendo de manera exponencial según vayamos avanzando en la historia.
Algo que tiene mucho mérito ya que estamos ante una aventura formada por 15 episodios, que nos llevará unas 20 horas completar.
Estamos hablando de una duración bastante extensa para el género, por lo que vamos a tener juego para rato, y más sabiendo que es recomendable volver a repetir en el nivel de dificultad más alto, que se convierte en un reto de lo más exigente incluso para los jugadores más experimentados.

Aunque partiremos la aventura con otros dos compañeros, la mayor parte del juego estaremos solos ante la oscuridad, con la única presencia de unos pocos personajes secundarios.
Es decir, Castellanos deberá hacer frente a este terrible mundo con la única ayuda de su ingenio, habilidad y escasas armas.
Además, hay que tener en cuenta que nuestra salud no se irá regenerando sola, sino que deberemos utilizar inyecciones para recuperarla.
De ahí que sea tan importante explorar hasta el último rincón de los escenarios para encontrar todos aquellos objetos o secretos que nos puedan ayudar.

The Evil Within, survival horror

Por último, hay que referirnos a dos elementos que también cuentan con una importante presencia en la aventura: los puzzles y las trampas.
Los primeros de ellos nos obligarán a utilizar la materia gris para resolverlos, aunque no serán de una complicación excesiva, sí que nos obligarán a buscar pistas, encontrar objetos (como llaves), controlar determinadas máquinas o apretar un botón en el momento concreto.
Estos momentos más tranquilos permiten tomarnos un respiro entre tanta acción y la situación que supone enfrentarse a tantos enemigos.

El otro elemento que hay que destacar es el de las trampas, ya que su presencia es bastante numerosa, y son tan letales o más que las propias criaturas.
Explosivos que deberemos desarmar, habitaciones con pinchos en las paredes que se van cerrando, bombas… Como ya hemos señalado anteriormente, algunas las podremos utilizar a nuestro favor.
Además, nos permitirán elaborar distintos tipos de virotes para nuestra ballesta.

The Evil Within, nuevo juego

Gráficos de The Evil Within

El juego utiliza el motor gráfico ID Tech 5 (conocido por su utilización en RAGE), aunque se ha exprimido al máximo para obtener un gran resultado, en especial en PC y las consolas de nueva generación.
Lógicamente, estamos ante un título intergeneracional, lo que impide mostrar un poderío visual como el que hemos visto en algunos exclusivos de One y PS4, pero la gran dirección artística y el gran trabajo realizado en recrear la terrorífica atmósfera del juego, permiten que el resultado final raye a un gran nivel.

Uno de los grandes protagonistas del juego es el sistema de iluminación, que permite crear toda clase de ambientes y un clima de tensión continua en la aventura.
Además, el excelente tratamiento de las luces y las sombras tiene su reflejo más claro en la jugabilidad, ya que son parte fundamental en el desarrollo de la campaña.

Nos ha encantado la gran variedad de criaturas, así como unos diseños siempre terroríficos e inquietantes.
Además el sistema de físicas ha permitido que todos los modelados se vean afectados por el impacto de las balas y las explosiones, dando lugar a todo un festival en el que no faltarán cuerpos desmembrados, sangre por doquier toda clase de casquería.

The Evil Within, novedades

Pero, sin duda, lo más destacado de todo el apartado visual son la calidad y variedad de los escalofriantes escenarios que recorreremos con Castellanos.
El soberbio uso de la luz en cada localización se traduce en una ambientación única, a la altura de las mejores obras del género.

Ni que decir tiene que la versión de mayor calidad es la de PC, sobre todo si contamos con un equipo potente, aunque las versiones “Next Gen” casi se equiparan en calidad.
Por último, las versiones para Xbox 360 y PS3 tienen algunas limitaciones técnicas, pero logran también un buen nivel general.

The Evil Within, aventuras

Sonido de The Evil Within

Aunque la banda sonora es bastante buena, se mantiene en un segundo plano, ya que estamos ante un género en el que el sonido es fundamental.
Y como tal, disfrutaremos de un apartado sonoro de gran nivel, con toda clase de efectos de sonido que logran crear tensión en todo momento.
Por último, destacar un muy buen doblaje al español de todos los personajes.

The Evil Within, conclusión

Conclusión de The Evil Within

The Evil Within recupera con total solvencia el estilo clásico de los mejores survival horror, pero adaptándolo a los nuevos tiempos.
Se nota que detrás del proyecto se encuentra el creador del género, Shinji Mikami, ya que su maestría ha permitido diseñar una magnífica experiencia de supervivencia, acción y mucho terror que cautivará a todos los fans pero también a los que busquen introducirse en este apasionante concepto jugable.

La espectacular ambientación del juego, unido a su enorme violencia y una jugabilidad variada y muy divertida son los complementos para una aventura en la que no faltarán la acción más intensa, el sigilo, la exploración y la resolución de rompecabezas.
Sin duda, una de las mejores propuestas del género de los últimos años, por lo que no podemos más que recomendar su adquisición a todos aquellos que busquen una sobresaliente aventura con la que disfrutar (y angustiarse) durante mucho tiempo.

¿Qué os parece nuestro análisis de The Evil Within?

Por:
Etiquetas: , ,
Categorías: Análisis
Comparte este artículo