Análisis Dishonored: Ha nacido un nuevo clásico

Análisis Dishonored: Ha nacido un nuevo clásico
Comparte este artículo
Autor: Comentar

En los últimos tiempos, los jugadores nos solemos quejar bastante a menudo de la falta de originalidad y la repetición de fórmulas que vemos en la mayoría de títulos que salen al mercadoPocos juegos apuestan por arriesgar y ofrecer algo distinto que sorprenda al jugador, ávido de nuevas experienciasEstamos acostumbrados a la sobre-explotación de sagas, usando los mismos motores gráficos y ofreciendo muy pocos elementos diferenciadoresDe ahí que cuando tenemos noticias de nuevas y ambiciosas IP’s que aportan aire fresco al mundo de los videojuegos, y que apuestan por la creatividad, la esperanza surja en lo más profundo de nuestro corazón jugón.


Precisamente todo esto que comentamos es lo que hemos vivido con Dishonored, un título que nació de forma humilde, sin el nombre de otras grandes franquicias, pero con toda la ilusión del mundoSegún fuimos conociendo más detalles e información de lo nuevo Arkane Studios y Bethesda, mayor fue la expectación que despertó en numerosos jugadores, sobre todo en todos los que ya llevamos un tiempo en este mundillo.

Sin embargo, no siempre las buenas ideas e intenciones llegan a buen puerto, de ahí que teníamos que conservar cierto margen de cautela…hasta ahoraY es que ya no estamos hablando de una promesa, sino de una total y brillante realidad, un nuevo clásico del mundo de los videojuegosDishonored es ese título que hemos soñado en tantas ocasiones y que renueva nuestro interés e ilusión en los videojuegosAdemás, pone de manifiesto que la innovación y el trabajo bien hecho, suele tener importantes réditos, y más cuando se unen un grupo de reconocidos artistas del sector.

Todos los que nos habéis seguido todos estos meses, sabéis que apostábamos muy fuerte por lo nuevo de Bethesda -compañía que siempre es sinónimo de calidad por sí sola- y Arkane StudiosSin embargo, el resultado final es aún mejor de lo que esperábamos, de modo que nos atrevemos a decir que estamos ante uno de los títulos más brillantes de los últimos años y, sin duda, el gran sleeper de este añoAún más, su propuesta no tiene nada que envidiar a los otros grandes lanzamientos de este 2012, por lo que sí, seguro que es uno de los más claros candidatos a mejor título del añoCon estas palabras os podéis imaginar ya que no estamos ante un juego cualquiera, sino ante algo grande, muy grande que todo jugador debería probar y saborear como se merece, despacio y admirando el enorme mimo que se ha puesto en su desarrollo.

Ahora sólo nos queda esperar que los jugadores respondan al enorme trabajo y calidad que encierra este Dishonored, porque tiene todos los ingredientes para convertirse en un éxito total de ventas, merecido totalmente en este caso y que nos permitiría soñar con nuevas entregas.

Pero comencemos por el comienzo¿Qué es Dishonored? Así de primeras, pues podríamos decir que un título de acción en primera personaPero sería una definición muy escueta y que para nada responde a todo lo que nos ofrece este espectacular lanzamientoDesarrollado por Arkane Studios, responsables de títulos tan importantes como Arx Fatalis, Dark Messiah of Might & Magic y de los niveles de Bioshock, este deslumbrante título de acción ofrece muchos otros elementos de otros géneros como la exploración (fundamental en el desarrollo) típica de las mejores aventuras, el sistema de mejoras y poderes más propio de un juego de rol y la mejor infiltración, a la altura de lo que pueden ofrecer grandes sagas como Metal Gear o Splinter CellPero lo mejor de todo es que la manera tan perfecta en que se combinan todos estos ingredientes para conseguir un cóctel explosivoUna obra que nos maravillará no sólo en el apartado jugable, sino también por su impresionante apartado artístico.

Uno de los puntos más atractivos de Dishonored es que se adapta a cualquier tipo de jugador, ya que tenemos total libertad a la hora de decidir como afrontar la acción, de modo que podremos optar por la acción más visceral, pero también por hacer uso del sigilo y aprovechar la oscuridad para acabar con nuestros enemigosDe hecho, uno de los grandes logros del juego es acabarlo sin haber matado a nadieDicho así puede parecer imposible, pero es que el juego nos invita a darle a la materia gris y probar las numerosas opciones y posibilidades que nos dan los escenarios, acciones que podemos realizar y los numerosos artilugios poderes de los que dispondremos.

En Dishonored no vamos a vivir el típico juego en el que la acción está encriptada y en el que nos podemos aprender prácticamente de memoria hasta las acciones de nuestros enemigosEl título de Arkane es mucho más complejo y cuenta con una jugabilidad a la altura de los grandes, alejándose de la simpleza en su desarrollo y apostando por dar una total libertad al jugador.

Cada apartado que conforma Dishonored está cuidado hasta el último detalle y raya a un nivel altísimo, desde la increíble ambientación o el maravilloso apartado visual hasta la recreación de la increíble ciudad de Dunwall, pasando por el gran número de posibilidades que pone a disposición de Corvo, el carismático protagonista de la historia.

La historia comienza cuando Corvo, el Lord Protector de Dunwall, regresa a esta enorme y sucia urbe tras regresar de su última misión para el gobiernoLa peste se extiende sin control entre el pueblo por culpa de un número elevadísimo de ratasLa situación empeorará aún más cuando nuestro protagonista se vea envuelto en una conspiración para acabar con el poder de la actual regenteCorvo será acusado injustamente y encerrado en una prisión acusado de ser el culpable de toda esta revueltaAhora sólo le queda esperar a que sea ejecutado por un delito que no ha cometido.

Somos, por tanto, un asesino sobrenatural movido por la sed de venganzaDunwall, una ciudad industrial ballenera en la que el más oscuro misticismo coexiste con el uso de extrañas tecnologías, será el centro de la aventuraTras ser acusado falsamente del asesinato de la querida emperatriz, nuestro protagonista pasará de ser su guardaespaldas de confianza a convertirte en un temible asesino, conocido únicamente por la perturbadora máscara que has convertido en tu tarjeta de visitaLa ciudad vive un periodo de incertidumbre y se encuentra asediada por la peste y por un régimen opresor armado con tecnologías neoindustrialesEn este trasfondo, fuerzas oscuras conspiran para ofrecerte poderes que ningún otro ser humano jamás podría imaginar, pero… ¿cuál es el precio? La verdad tras tu traición es tan turbia como las aguas que rodean la ciudad y la vida que antes conocieras se ha desvanecido para siempre.

Como vemos, un comienzo de lo más prometedor para una historia apasionante que nos invitará a seguir para descubrir todos los secretos y giros que encierraNo os queremos desvelar más detalles pero sí que os aseguramos que el argumento es de lo más interesante, captando en todo momento nuestra atenciónNuestro primer y más directo objetivo estará claro: huir y vengarnosPor el camino nos encontraremos a numerosos personajes que nos ayudarán en nuestra misiónPero no estamos hablando de las típicas ayudas de otros juegos en forma de dinero o armas, sino que en algunos casos serán fundamentales para continuar avanzandoAsí, nada más empezar, nos suministrarán la máscara con la que pasar desapercibidos y no ser reconocidosPosteriormente, nos facilitarán todo tipo de poderes.

La historia se va desarrollando a través de misiones que nos irán ofreciendo un grupo de élite que intenta desenmascarar la verdadAsimismo, podremos realizar un gran número de misiones secundarias ayudando a muchos civiles que nos encontraremos en nuestro caminoPero, ¿cuánto nos va a llevar finalizar Dishonored? Se trata, sin duda, de una pregunta complicada porque no se puede señalar una duración aproximada, porque ésta depende de la forma en qué afrontemos las misiones y también del número de secundarias que realicemosEn cualquier caso, estamos ante un juego de una duración bastante elevada, que puede llegar a ser enorme si lo queremos realizar todo y disfrutando de las enormes posibilidades que nos ofrece el juegoAsí, terminar la historia principal nos llevará entre 15 y 20 horas, pero, como decimos, esa duración se puede elevar a más de 40 si queremos descubrir todos los secretosTambién dependerá de nuestra habilidad a la hora de utilizar el sigilo y del nivel de dificultad elegido.

Como ya hemos señalado anteriormente, Dishonored destaca por ofrecer una gran libertadDe hecho, seremos nosotros los que determinemos con nuestras acciones el curso de la historiaUn ejemplo claro de lo que comentamos lo tenemos en la forma en la que va evolucionando la ciudad según se vayan desarrollando los acontecimientos.

Otro de los grandes atractivos de esta libertad lo encontramos en la forma de afrontar la acciónAsí, podemos optar por eliminar de forma salvaje a nuestros enemigos, combinando para ello un gran número de poderes sobrenaturales, armas y peculiares artilugiosEn este caso, el final del juego será muy oscuro y cada vez habrá más ratas, lo cual supone un peligro añadido másPor el contrario, podemos optar por pasar desapercibidos utilizando las sombras y aprovechando el sonido en nuestro provechoEn este segundo caso, el final será mucho más alegre, y no habrá tantas ratas e infectados por la peste.

Es de agradecer que en los tiempos actuales un juego apueste por dar tanta libertad al jugadorEso sí, nos vamos a ver obligados a estudiar muy bien cada acción y movimiento para tener éxito en nuestros objetivosAsí, vamos a poder improvisar e innovar a la hora de crear nuestro propio estilo de juego, con el añadido de que todo el mundo que nos rodea reaccionará a nuestros actosDe este modo, tanto si optamos por ser sigilosos como por dejar un reguero de sangre a nuestro paso, el juego irá evolucionando de distintas maneras, por lo que la rejugabilidad está también más que asegurada.

Otro de los puntos que cabe destacar es el del gran tamaño de los escenariosDe hecho, el juego invita a explorar hasta el último rincón de todas las calles con el objetivo de encontrar nuevas misiones, que, por cierto, ofrecen una gran variedadEn algunos casos deberemos encontrar a cierto personaje, en otras ocasiones matar a alguien concreto, liberar a alguien o acabar con un grupo de enemigos.

Además, como ya veremos en el apartado gráfico, resulta toda una gozada movernos por este mundo decadente y opresivo gracias al sobresaliente trabajo realizado a la hora de ambientar la historiaY no sólo eso, sino que también se ha conseguido crear un entorno vivo, que no está puesto como un mero adornoEn muchas ocasiones, nos quedaremos perplejos observando detalles de los distintos edificios y elementos del escenarioPocos juegos logran una ambientación tan soberbia como la que nos ofrece DishonoredDe hecho, le podríamos situar a la altura de la que nos ofrecen títulos como Half-Life 2, Bioshock o Mass Effect

.
Una maravilla que nos mete aún más en la aventura y que nos va atrapando sin darnos cuenta.

Hasta ahora todo lo que hemos comentado no puede ser más positivo, pero de nada serviría si la jugabilidad no acompañará.
Por suerte, no es el caso, sino más bien al contrario.
De hecho, estamos ante uno de esos juegos que te pegan al mando y que cuesta dejar ni siquiera un momento.
Siempre querrás avanzar un poco más para realizar una nueva misión, experimentar nuevas posibilidades y descubrir más detalles de la historia.

Y es que a pesar de que por su concepción inicial estemos hablando de un juego de acción en primera persona, poco tiene que ver con lo que estamos acostumbrados en el género.
Tendremos un arsenal de armas de lo más variopinto, como la espada inicial, ballestas o pistolas.
Precisamente, la espada con la que comenzamos al principio tiene mucha más importancia de lo que podríamos pensar.
Así, en determinados momentos nos permitirá acabar silenciosamente con los enemigos, mientras que en otras ocasiones nos permitirá batirnos en tensos duelos.
Una vez más, seremos nosotros los que determinaremos cómo queremos afrontar los momentos de acción, pero teniendo en cuenta siempre que, por lo general, la munición escasea bastante, por lo que tampoco podemos ir a lo loco, ya que seguramente no duremos vivos más allá de unos segundos.

Es precisamente cuando nos demos cuenta de que los asesinatos silenciosos son la mejor opción, cuando realmente descubramos la auténtica esencia del juego, ya que vamos a tener todo un mundo de posibilidades.
Podremos utilizar no sólo una gran variedad de poderes, sino también los escenarios, que pasan a ser un protagonista más de la acción, ya que nos ofrecen múltiples variantes para engañar, escondernos o rodear a nuestros enemigos.

En resumen, tanto en las misiones principales como secundarias, lo que tendremos claro es nuestro objetivo, pero seremos nosotros los que tendremos que elegir la manera de alcanzarlo.
En su desarrollo tendremos multitud de opciones, todas ellas igual de válidas.

Otra de las diferencias de Dishonored respecto a la mayoría de títulos del género es que aquí las luchas y los citados duelos tienen tanto o más peso que las armas de fuego.
Además, se ha utilizado un sistema de combate muy accesible y que funciona a la perfección.
Así, en los combates cuerpo a cuerpo, nuestros reflejos y habilidad serán fundamentales.
También será muy importante calcular bien el “timing” a la hora de bloquear los ataques de los enemigos.
Si lo hacemos en el momento correcto, nuestro rival estará vendido durante unos segundos, que nosotros aprovecharemos para acabar con él.
De ahí que la práctica de esta técnica sea muy importante, ya que no serán pocas las veces que tendremos que enfrentarnos cuerpo a cuerpo a nuestros enemigos.

Tampoco podemos dejar de hablar de la magia, que tendrá un gran peso en la aventura.
Ésta nos la concederá cierto personaje que conoceremos al comienzo.
Será fundamental tanto si optamos por un estilo de juego más directo en el que primen los combates, como si queremos pasar desapercibidos.

Estos poderes nos permitirán ralentizar el tiempo, prender en fuego a nuestros enemigos e, incluso, lanzarles ratas.
Por otro lado, los poderes orientados al sigilo nos permitirán, entre otras cosas, teletransportarnos y poseer animales y otros personajes.
Aunque habrá muchos más, estos dos que hemos citados serán de gran importancia.

En cualquier caso, todos los poderes se podrán ir mejorando según vayamos avanzando.
De hecho, son parte fundamental en el juego.
Tampoco faltarán una serie de trucos que también nos serán de gran ayuda, como el poder mirar a través del picaporte de la puerta para analizar la habitación contigua o descubrir lo que hay al otro lado de una pared con la visión oscura.

Pero no nos creamos que todo va a ser tan fácil como utilizar estos poderes, ya que tienen un límite, y no es otro que la barra de maná, que se va reduciendo según vayamos utilizando poderes o magias.
Hay que tener en cuenta que esta barra no se va regenerando como en otros juegos de forma automática, sino que deberemos utilizar para ello pócimas como si de un juego de rol se tratase.
Asimismo, habrá una segunda barra de salud que nos permitirá saber en todo momento la vida que nos queda.

Como vemos, el juego nos permite totalmente elegir nuestro estilo, e incluso combinarlos.
En cualquier caso nos encontramos ante un título tremendamente divertido y adictivo.
Eso sí, la enorme variedad de opciones y posibilidades que nos ofrecen los escenarios y poderes, hacen del sigilo la modalidad más gratificante y que más nos va a gustar.
Supone un reto bastante importante, pero, al mismo tiempo, más motivador.

Por último, hay que hablar de las coberturas, otro elemento que deberemos tener en cuenta, sobre todo si queremos pasar desapercibidos.
Nos podremos esconder detrás de cualquier muro y asomarnos para contemplar la escena sin ser descubiertos.
No es la única posibilidad que tendremos, ya que también podremos ocultarnos en las sombras, apagar fuentes de luz para que no haya luz, escondernos con muebles y objetos o tirar objetos para distraer a un enemigo o captar su atención.

Los escenarios están diseñados para que podamos utilizar todas estas habilidades y trucos, por lo que es importante que estudiemos siempre a fondo el escenario para poder tener éxito en nuestras acciones.
Además, hay que tener en cuenta la gran agilidad que tiene Corvo, por lo que vamos poder alcanzar hasta los lugares que parecen más inaccesibles.

Explorar los escenarios tendrá también otro importante premio: encontrar las runas y amuletos de hueso que permitirán mejorar a nuestro personaje.
Así, podremos hacer que Corvo mejore y perfeccione sus estilos de combate y las magias.

Otra ayuda con la que contaremos es la del taller que se encuentra en nuestra base.
En este lugar podremos encargar a nuestros compañeros que nos fabriquen determinados artefactos, armas o munición de distintos tipos, así como mejorar los que ya tenemos en nuestro poder.
Eso sí, a cambio de cantidades bastante importantes de dinero.
Si lo deseamos, también vamos a poder comerciar con algunos personajes que nos encontraremos por Dunwall.

Como vemos, una propuesta de lo más atractiva a la que no se puede poner un pero y que nos va a permitir disfrutar como pocas veces.
Un juego de la vieja escuela que no nos da todo mascado, sino que nos invita a que aprendamos, exploremos y pongamos en práctica todas nuestras habilidades.
El resultado no puede ser más gratificante.
Una aventura repleta de tensión que pone el listón muy alto al resto de juegos.

Gráficos

Lo primero que hay que destacar del sobresaliente apartado gráfico es el increíble diseño artístico.
Y es que pocas veces hemos visto un juego con un cuidado tan exquisito en la representación de cada uno de los elementos que aparecen en pantalla.
Así, la ciudad de Dunwall es una de las grandes protagonistas del juego, no sólo por su majestuosa recreación, sino porque forma parte importante de la jugabilidad gracias a las enormes posibilidades que nos ofrece, y de las que ya hemos hablado.

El diseño de los edificios es un buen ejemplo de lo que estamos comentando, con una variedad casi ilimitada y con un encanto especial.
Según en la zona que nos encontremos, tendrán un estilo u otro.
Pero no es sólo ya su apariencia externa, sino que en su interior se ha cuidado hasta el último detalle de su decoración.

No menos destacable es el gran trabajo de iluminación, que permite resaltar aún más la belleza de los escenarios y edificios.
En más de una ocasión veremos como los rayos del sol penetran por una esquina y nos dejan cegados o como se generan reflejos en el agua de una gran belleza.
El efecto de la lluvia resulta igualmente sorprendente.
Sin duda, una excelente recreación de los distintos efectos climáticos.

Destacar también el gran nivel que muestran todos los personajes, humanos o no, del juego, con unos modelados sobresalientes y unas animaciones espectaculares.
Por último, destacar lo bien recreada que está el agua, elemento con el que podremos interactuar en todo momento.

Como vemos, el todo el apartado visual resulta brillante y digno de elogio, con un ambientación única y un estilo visual fascinante.
Por si fuera poco, todo este conjunto se mueve con una total fluidez.

Sonido

No menos abrumador resulta el apartado sonoro.
Lo primero que nos gustaría es destacar el maravilloso doblaje a nuestro idioma, que resulta fundamental a la hora de meternos más en la aventura.
Por su parte, los efectos de sonido son muy variados y de una gran calidad, al igual que la banda sonora, que cuenta con algunas piezas a la altura de las más grandes producciones del cine.
Nuevamente, estamos ante un trabajo de 10.

Conclusión

A pesar de las enormes expectativas que teníamos puestas en Dishonored, Arkane Studios y Bethesda nos han sorprendido, ya que no podíamos imaginarnos que el resultado final iba a ser tan increíble.
Estamos ante un nuevo clásico del mundo de los videojuegos.
Un título que según vayan pasando los años seguiremos recordando como uno de los más grandes.
No terminaríamos nunca este análisis si nos ponemos a destacar todos los puntos positivos del juego, por lo que mejor que podemos decir es que estamos ante una obra maestra, un juego imprescindible que debería estar en la colección de todo buen jugador, una joya que nos ha emocionado y maravillado por igual.

Pocos juegos pueden presumir de ofrecer una experiencia tan fascinante como la que nos ofrece Dishonored.
Si estás buscando un juego especial, largo, variado y diferente al resto, no busques más porque estás ante la mejor opción.
Hazte un favor…compra Dishonored.

Comparte este artículo