Análisis Mortal Kombat PS Vita

Análisis Mortal Kombat PS Vita
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Hace un año Mortal Kombat regresaba a la cima de los juegos de lucha. La última entrega de esta mítica saga recuperaba la gran calidad y el estilo de las primeras entrega para conseguir un juego brillante título que maravilló a todos sus fans y a los amantes del género. Un juego sobresaliente que ahora llega a la nueva PS Vita para alegría de todos sus usuarios.

NetherRealm ha hecho un trabajo increíble para trasladar el mismo título a la consola portátil de Sony, conservando todos los elementos característicos, como su abrumadora jugabilidad, su famoso componente gore y todos sus modos de juego y carismáticos luchadores. Y no sólo eso, sino que introduce algunas novedades que veremos a continuación, lo que nos lleva a decir que estamos ante uno de los mejores juegos del catálogo de Vita, un auténtico juegazo que viene cargado de contenido, por lo que vamos a tener diversión por mucho tiempo.

NetherRealm tuvo la brillante idea de resetear la franquicia con este título y así recuperar la clásica jugabilidad en 2D. Aunque las últimas entregas habían sido bastante notables y es cuestión de gustos, la realidad es que este cambio le sienta espectacular al juego, ofreciendo un juego mucho más directo y divertido. Eso sí, todo se ha adaptado a los nuevos tiempos para ofrecer muchas más posibilidades y una experiencia que todos los aficionados al género de la lucha sabrán aplaudir.

Nada más que iniciemos el juego por primera vez nos llamará la atención positivamente que el juego luce prácticamente igual que las versiones de sobremesa. Digno de elogio que se haya logrado una conversión prácticamente idéntica, lo que deja bien a las claras el enorme potencial de la consola. Es además, por su concepción, un juego perfecto para portátil, por lo que no tenemos dudas de que se va a convertir, merecidamente, en uno de los juegos más exitosos de Vita.

Buena muestra del trabajo realizado NetherRealm lo encontramos en el gran sistema de control. Utilizando todos los botones, así como las posibilidades táctiles de la consola, vamos a poder realizar todos los golpes, cambios de personajes, fatalities que ya nos impresionaron en el título original. El control de Vita responde a la perfección a nuestras acciones, por lo que desde el comienzo podremos manejar sin ningún problema a nuestros luchadores favoritos. Eso sí, el número de movimientos, acciones, combos, ataques especiales, Fatalities, X-Ray, Enhanced Moves o agarres es abrumador. Por ese motivo, necesitaremos nuestro tiempo para dominar cada personaje. A cambio podemos decir sin miedo que nos ofrecerá una de las experiencias más gratificantes que nos ha ofrecido juego de lucha alguno.

Se agradece que se haya sabido aprovechar también las posibilidades táctiles de Vita para ofrecer innovaciones en dicho sistema de control. Así, con la pantalla táctil podremos realizar los brutales Fatalities. Por cierto, estos últimos son más bestiales, sangrientos y variados que nunca.

Uno de los aspectos que más nos gustó en sus hermanas mayores es el ritmo ágil, intenso y trepidante de los combates. Esta versión para Vita ha mantenido intacta la misma jugabilidad fresca y que no dejaba ni un segundo de respiro. Resulta todo un espectáculo cada combate, ya sea uno contra uno o por equipos. Cada lucha será una experiencia completamente nueva, tremendamente divertida y muy dinámica. Como todos los buenos juegos, la experiencia permitirá que hagamos auténticos virguerías y que demostremos nuestra maestría. Sin duda, la jugabilidad de este juego está a un nivel excelso, permitiendo también una gran espectacularidad. Además, cada personaje es un mundo y cuenta con un estilo de lucha distinto, por lo que nos pasaremos meses para ir descubriendo los puntos fuertes y debilidades de cada uno.

Además de lograr una conversión excelente y totalmente fidedigna de su homólogo de PlayStation 3 y Xbox 360, los desarrolladores han querido añadir contenido extra en esta edición, por lo que podemos señalar que estamos ante la versión más completa de todas. No en vano, se ha añadido todo el contenido descargable aparecido en el original, que incluye trajes adicionales para cada uno de los luchadores. Asimismo, vamos a poder seleccionar desde el comienzo cuatro nuevos personajes: Rain, Skarlet, Freddy Krueger y Kenshi. De este modo, nos queda uno de los “roster” más amplios exhibido por juego alguno del género.

Por si fuera poco, muchos de los personajes gozan de algún Fatality nuevo, algo que todos los fans de la franquicia agradecemos siempre. También se incluyen algunos de los trajes clásicos que vimos en las primeras entregas.

Pero aún hay más. Se incluye el nuevo modo Torre de Desafíos, que cuenta con 150 retos inéditos que se añaden a los 300 ya existentes en las otras versiones. El principal atractivo de estos nuevos reto es que aprovechan las características de la consola, haciendo uso del panel trasero, de la pantalla táctil y del sensor de movimientos. Todo un acierto porque resultan tremendamente divertidos y adictivos.

El resto de modos se mantienen, sin ningún recorte. Así, podremos disfrutar de uno de los mejores modo Historia del género, descubrir los secretos ocultos de la Kripta y, sobre todo, disfrutar de partidas online. El modo multijugador funciona a la perfección, sin lag de ningún tipo y elevando las cotas de diversión hasta límites insospechados. También podremos disfrutar del modo Kombate y del habitual entrenamiento en el que practicar todos los golpes (muy útil para aprender los fatalities).

En definitiva, Mortal Kombat nos va a ofrecer cientos de horas de diversión al más alto nivel. Pocos juegos de lucha pueden equipararse en cuanto a contenido a este título.

Gráficos

Respecto al apartado audiovisual, no podemos más que volver a felicitar a los desarrolladores de NetherRealm por el increíble trabajo realizado en esta conversión. Y es que el gran nivel que pudimos ver en PS3 y Xbox 360 se mantiene prácticamente intacto en esta versión. Mortak Kombat luce espectacular en la pantalla de Vita y da la talla en todo momento respecto a sus hermanos mayores.

Lógicamente las consolas de sobremesa cuentan con un mayor potencial, por lo que es inevitable algún recorte en el modelado de los personajes, pero da igual, ya que siguen ofreciendo un aspecto excelente, con un gran diseño, animaciones y texturas.

Más espectacular aún si cabe es el trabajo realizado con los escenarios. Vamos a poder disfrutar de un número elevadísimo de ellos, todos recreados con todo lujo de detalles y una calidad sobresaliente.

Mención especial para la total fluidez con la que se mueve todo este conjunto, lo que permite que los combates sean un espectáculo digno de ver y disfrutar. En ningún momento notaremos parones de ningún tipo. Estamos, sin duda, ante uno de los juegos con mejores gráficos de Vita.

Sonido

Las mismas palabras de elogio se las podemos dedicar al apartado sonoro, que realmente nos ha sorprendido por su gran calidad. Comenzando por su banda sonora compuesta por temas clásicos de la saga y otros completamente nuevos, en cualquier caso de un nivel sobresaliente. Por su parte, los efectos de sonido son variados y suenan en todo momento contundentes y nítidos. Los diálogos son los encargados de poner la guinda al pastel.

Conclusión

NetherRealm ha logrado trasladar el maravilloso Mortal Kombat a PS Vita, manteniendo el mismo estilo y características que le convertido en una de las mejores franquicias del género y con mayor número de seguidores. Un juego de lucha imprescindible para PS Vita que ningún amante del género se debería perder. Por si fuera poco, se ha incluido más contenido y novedades que sacan provecho de las posibilidades de control que ofrece la consola portátil.

En definitiva, estamos ante uno de los mejores juegos disponibles para PS Vita, un juego que realmente nos ha impresionado y que ofrece cientos de horas de diversión. El regreso a los orígenes de la saga le ha sentado espectacular a este nuevo título, por lo que no podemos más que recomendar un juego que nos permitirá disfrutar durante mucho tiempo. Nota: 9.2

Comparte este artículo