Análisis Paper Mario: Sticker Star para 3DS

Análisis Paper Mario: Sticker Star para 3DS
Comparte este artículo
Autor: Comentar

La prestigiosa serie Paper Mario se estrena en la consola portátil de Nintendo, y lo hace con un título que regresa a sus orígenes roleros, aunque en esta ocasión apuesta por divertidísimas batallas por turnos basadas en pegatinas. Nuestro querido fontanero bigotudo se hace de papel para vivir una divertidísima y encantadora aventura repleta de humor en la que tampoco faltarán secciones de plataformas, resolución de ingeniosos puzles y muchas sorpresas.

El efecto estereoscópico aporta una nueva dimensión (nunca mejor dicho) a la saga, permitiendo que los escenarios gocen de una profundidad espectacular, de modo que el conocido mundo de Paper Mario cobra vida y tenga la apariencia de dioramas creados en una caja de zapatos.

Uno de los elementos más destacados de Paper Mario: Sticker Star es el humor habitual de esta subserie, de modo que durante toda la aventura vamos a estar con una sonrisa en la boca, algo que siempre es de agradecer y más en los tiempos actuales. Muchos de los diálogos entre Mario, Toad y los numerosos enemigos que nos encontraremos son desternillantes y nos harán reír en bastantes ocasiones.

Intelligent Systems, responsables de grandes títulos como Fire Emblem, Pullblox o su secuela Fallblox, vuelve a demostrar el por qué es una de las desarrolladoras niponas más prestigiosas del momento. Debutaron con Paper Mario hace 12 años en la añorada Nintendo 64 y desde entonces nos han acostumbrado a esperar siempre lo mejor de sus nuevos juegos. Y lo mejor de todo es que nunca decepcionan. Ahora con la cuarta entrega de Paper Mario nos vuelven a sorprender con uno de los juegos más divertidos, originales y simpáticos del año. Un título imprescindible para cualquier usuario de la 3DS. Una joya que nos permite disfrutar de una aventura con Mario y compañía de una forma muy diferente a lo que estamos acostumbrando, pero sin olvidarse de la habitual alegría, colorido y exquisita jugabilidad de los grandes lanzamientos de Nintendo.

El juego comienza el día de la fiesta anual de la pegatina en Villatina. Como cada año, todos los habitantes acuden para pedir un deseo a un comenta Pegatina. Sin embargo, el molesto Bowser vuelve a hacer de las suyas al lograr que explote este cometa tan especial y que desaparezcan las seis pegatinas reales. Mario, con la inestimable ayuda de Tina, una hada de las pegatinas que nos ayudará en todo momento con sus consejos, deberá recuperar las pegatinas y todos los trozos del cometa para poner las cosas en orden y recuperar la normalidad en Villatina.

Pero claro, para ello tendremos que enfrentarnos a numerosos enemigos y retos en este enorme mundo cargado de niveles. Y es que completar Paper Mario: Sticker Star nos puede llevar entre 20-25 horas, cifra que puede ser superior si queremos encontrar todas los secretos del juego. Estamos hablando, por tanto, de una aventura cargada de acción en la que se combinan con gran acierto las batallas por turnos, la exploración de los escenarios (gracias al efecto 3D podremos acceder a zonas que en un principio parecerían inaccesibles), la resolución de puzles y las zonas de plataformeo -no faltarán los clásicos bloques que deberemos romper saltando-.

Nada más comenzar, se nos va introduciendo a modo de tutorial en los distintos aspectos a tener en cuenta en la jugabilidad. Así, muy pronto, nos daremos cuenta que la exploración de los escenarios será fundamental para encontrar el mayor número de pegatinas que nos serán de gran ayuda para los combates por turnos y para resolver los numerosos puzles que nos encontramos en nuestro camino.

Estas pegatinas, como ya hemos señalado, se pueden encontrar por los escenarios. En unas ocasiones estarán a la vista y bastará con despegarlas, pero en otras ocasiones estarán mucho más escondidas, de ahí que sea fundamental explorar hasta el último rincón de los escenarios o golpear todos los objetos que nos encontremos. También las podremos comprar mediante monedas que iremos ganando al golpear bloques con interrogación, encontrando en lugares ocultos o al triunfar en los combates.

Estos adhesivos suponen un soplo de aire fresco a la serie que le siente genial. Todo un acierto su inclusión, dotando al juego de una gran profundidad. Al igual que en otros juegos de rol, vamos progresando con nuevas habilidades, armas y mejoras, en Sticker Star iremos consiguiendo cada vez pegatinas más variadas y mejores. Este sistema sustituye al clásico de puntos de experiencia que vamos acumulando.

Algunas de estas pegatinas nos permitirán resolver determinados puzles. Así, colocando un determinado adhesivo en un lugar concreto, cambiará el entorno y se nos abrirán nuevas áreas y caminos que nos permitirán avanzar en el juego. En este punto hay que hablar de la nueva técnica de la “papelización”, que podremos activar en cualquier momento pulsando el botón Y y que nos permitirán pegar pegatinas sobre el escenario. Para ello, el escenario se vuelca sobre una superficie para que podamos fijar las pegatinas en espacios concretos.

Hay un gran número de pegatinas, algunas con un gran poder. Las podremos ir guardando en nuestro álbum, que podremos gestionar en todo momento desde la pantalla táctil de nuestra 3DS, para utilizarlas cuando necesitemos. Este álbum hace las veces de inventario y se podrá ampliar en su capacidad según vayamos avanzando en el juego.

Además, nuestro héroe podrá transformarse con potenciadores que le permitirán conseguir nuevas habilidades y completar misiones secundarias para otros personajes, a cambio de ayuda, objetos de gran valor o consejos. Gracias a este sistema, Mario irá incrementando su fuerza y contará con más posibilidades de salir victorioso en los combates.

Como es habitual en la saga, los combates tienen un especial protagonismo. A ellos llegaremos cada vez que nos encontremos con un enemigo mientras exploramos los escenarios, salvo en algunas ocasiones en las que algún jefe saldrá a nuestro paso y la batalla será inevitable. El desarrollo de los combates es muy accesible pero, al mismo tiempo, de lo más divertido. En nuestro turno podremos elegir la pegatina de nuestro álbum que queremos utilizar para atacar a nuestros enemigos, defendernos e incluso curarnos. Hay una gran variedad de pegatinas (distintos tipos de botas para atacar con salto, mazos para dar un golpe, setas para recuperar la salud, potentes tijeras que acaban con todos los enemigos…), pero la clave será saber utilizarlas de forma acertada. Además, hay que tener en cuenta que una vez utilizada una pegatina, la perderemos y que nuestros ataques, por lo general, afectarán al primero de los enemigos en fila cuando es un grupo.

Asimismo, contamos con varios trucos que serán de utilidad. Uno de ellos es la posibilidad de apretar el botón A justo antes de golpear o de ser atacados, de modo que podremos aumentar la potencia o reducir el daño respectivamente. También tenemos la posibilidad de gastar nuestras monedas en máquinas tragaperras en los combates para poder utilizar más de una pegatina en cada turno.

A pesar de esta aparente sencillez y de su aire simpático, no estamos ante un juego precisamente sencillo, por lo que no será extraño que acabemos sin vida en alguno de los combates si no utilizamos una buena estrategia y empleamos bien nuestras pegatinas de combate. Debemos fijarnos siempre en nuestros enemigos para saber qué pegatina es más conveniente. Y si la cosa se pone fea, siempre tendremos la opción de huir para no acabar sin vida.

El desarrollo de este nuevo Paper Pario, su propuesta jugable y su gran sentido del humor nos atrapará desde el primer momento de la aventura. Un título de lo más adictivo que nos llevará a visitar praderas, desiertos, bosques o montañas que forman parte de este enorme punto. Además, a pesar de la simpática apariencia del juego, no quiere decir que vayamos a tener por delante un paseo militar. Más bien al contrario, ya que en más de una ocasión nos perderemos o no sabremos cómo resolver un puzle. Por suerte, Tina estará ahí siempre para ayudarnos y orientarnos sobre qué debemos hacer.

Gráficos

Lo primero que hay que destacar en este apartado es el brillante y colorido estilo artístico, con un mundo plano que parece de papel. Mario y muchos de los personajes más conocidos de Nintendo se convierten en papel de una forma sorprendente. Este peculiar diseño alcanza también a los enemigos y escenarios.

La enorme variedad de los escenarios, así como lo bien recreados que están, es otro de los puntos que llamarán nuestra atención. Visitaremos pueblos, praderas, bosques, volcanes… todos ellos con varios planos de profundidad y cargos de detalles, lo que invita siempre a la exploración de hasta el último rincón.

No menos espectacular resulta el trabajo realizado con las animaciones, que sorprenden por su variedad y por lo simpáticas que son en todo momento. Por último, resaltar lo bien que le sienta a este juego el efecto 3D, de hecho estamos ante uno de los títulos que mejor aprovecha esta tecnología. Además, el efecto estereoscópico nos ayuda a movernos por este mundo, facilitando el acceder a determinadas zonas.

Sonido

En este apartado, Intelligent Systems nunca decepciona, y en esta ocasión tampoco iba a ser una excepción. Comenzando por una fabulosa banda sonora, con multitud de temas nuevos que casan muy bien con el estilo alegre del juego. Tampoco faltarán guiños a melodías clásicas de Mario.

Lo mismo podríamos decir de los efectos de sonido, variados y siempre muy simpáticos. Como nos imaginaremos, no existen voces en Sticker Star, pero a cambio contamos con una espectacular traducción al castellano, algo meritorio si tenemos en cuenta la gran cantidad de texto que aparece en el juego. En todo momento nos tendrán con una sonrisa, ya que se han realizado de una forma muy desenfadada. Brillante.

Conclusión

La subserie Paper Mario no podía haber debutado de mejor manera en la consola portátil de Nintendo. Manteniendo el estilo clásico de las anteriores entregas, apuesta por innovar gracias a la inclusión de las pegatinas. Un elemento que se ha revelado como todo un acierto y que tiene una gran presencia en la aventura.

Sticker Star nos ofrece un RPG sencillo pero tremendamente adictivo, cargado de puzles, combates por turnos, exploración y zonas plataformeras. Un desarrollo de lo más variado que se traduce en una aventura de lo más interesante. Además, hay que destacar su gran duración y su gran sentido del humor.

Intelligent Series ha sabido aportar un soplo de aire fresco a la saga, de modo que estamos seguramente ante la mejor entrega de todas. Un título único, original y de lo más recomendable para 3DS, consola que sigue ampliando más y más su catálogo de grandes juegos como es el que nos ocupa. Uno de los lanzamientos más divertidos del año y un imprescindible para toda la legión de seguidores de Mario.

Por:
Etiquetas:
Categorías: 3DS, Análisis, Destacados, Featured
Comparte este artículo