Análisis ScreamRide para Xbox One

Análisis ScreamRide para Xbox One
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Te proponemos viajar con nosotros al parque de atracciones futuristas de ScreamRide, divertídisimo y variado título exclusivo para Xbox One y Xbox 360 que nos llega de la mano de Frontier Developments -creadores de la saga RollerCoaster Tycon- y Microsoft. Te lo contamos en un completo análisis.

Análisis ScreamRide para Xbox One

Muchos son los jugadores que se quejan actualmente de la falta de originalidad en la mayoría de juegos. Aunque en las estanterías de las tiendas encontramos decenas de juegos de calidad, sí que es verdad que se echan en falta productos que apuestan por realizar propuestas diferentes, que innoven y se alejen un poco de los típicos shooters, juegos de acción en tercera persona genéricos o entregas anuales de juegos deportivos.

El jugador se ha vuelto, por lo general, bastante exigente y pide, además de grandes producciones, títulos que supongan un soplo de aire fresca, que introduzcan mecánicas nuevas o que premien la jugabilidad sobre el esto de apartados.

ScreamRide

En este sentido, el mundo indie y los títulos arcade han supuesto una bendición para este mundo en los últimos años. Un auténtico boom que ha permitido que desarrolladores independientes nos regalen grandes obras, que han provocado que cada vez más grandes compañías como Microsoft apuesten por este creciente mercado, que cuenta con ya con una legión de jugadores en todo el mundo.

Buena muestra del apoyo creciente de la compañía de Redmond al mercado indie y títulos arcade en sus plataformas Xbox es el buen número de títulos de estas características de gran calidad que nos llegarán en las próximas fechas. Uno de los primeros en llegar a Xbox One y Xbox 360 es ScreamRide, un divertidísimo título que mezcla creación, destrucción e incluso conducción en un parque de atracciones futurista y exclusivo.

Screamride para Xbox One a fondo

Los creadores de la aclamada saga de parque de atracciones RollerCoaster Tycoon regresan con un título que también nos pone a controlar un parque temático. Sin embargo, a diferencia de la citada serie, en esta ocasión Frontier Developments ha creado el juego con el público de consola en mente, por lo que se busca mucho más la acción directa y la diversión en detrimento de la estrategia o la gestión. En otras palabras, ScreamRide nos anima a experimentar a nivel personal nuestras creaciones, construir nuestras propias montañas rusas e incluso utilizar distintos mecanismos para generar la máxima destrucción posible en el futurista parque de atracción.

Screamride para Xbox One a fondo

 

Como podréis imaginar, estamos ante un juego alocadamente divertido, que nos invita a relajarnos y disfrutar de su propuesta que, además, resulta mucho más completa y variada de lo que nos podríamos imaginar en un primer momento.

Nos esperan por delante increíbles montañas rusas futuristas en las que podremos realizar todo tipo de vertiginosas creaciones, tomar el control de los coches que circulan a toda velocidad por los raíles o hacer el gamberro destruyendo todos los edificios. En definitiva, un videojuego que ofrece diversión y variedad a partes iguales, y que garantiza constantes risas. Por si fuera poco, motiva también para que seamos creativos a la hora de diseñar las más espectaculares montañas rusas y permite compartir nuestras creaciones con otros jugadores.

En Screamride nos encontraremos realmente con cuatro juegos en uno, ya que las propuestas que nos hace en cada modo resultan completamente diferentes al resto como para hablar de un único modo de juego. ScreamRide no sitúa en un futuro cercano, un momento en el que la gente se aburre con facilidad y no tiene muchas cosas para hacer que le saquen de su rutina, salvo experimentando el peligro físico más extremo. Para ello, se crean futuristas parques de atracciones elevados sobre le agua, repletos de increíbles montañas rusas y de otras atracciones que nos permitirán dispararnos literalmente como si fuéramos el hombre bala con el objetivo de demoler el mayor número de edificios posible. Un concepto brillantemente absurdo, que nos invita a coger el mando y disfrutar de una propuesta tan directa y sencilla como brillante y entretenida.

Screamride

Modos de Juego de ScreamRide para Xbox One

Lo nuevo de Frontier Developments se nos presenta como un delicioso helado que cuenta con varias bolas de sabores, cada una de ellas igual de apetitosa. Así, en Screamrider, tomaremos directamente el control de un auto que deberá desplazarse a toda velocidad por un único camino, cargado de pendientes, descensos a toda velocidad, giros de 360 grados y una sensación constante de inseguridad. En esta modalidad, tomaremos el control del primer vagón, debiendo inclinarnos para cualquier dirección con el objetivo de no salirnos del poco seguro camino que nos marca la atracción, al mismo tiempo que intentamos acumular turbo en determinadas zonas marcadas, que al final del camino nos permitirá lanzar por el aire a pilotos y vehículo con la máxima velocidad y potencia posible para intentar alcanzar un objetivo que deberemos derribar. Salvaje y un poco inhumano, pero al mismo tiempo divertidísimo. Seguro que más de uno estará haciendo realidad un sueño oculto y alguno de los pasajeros imaginarios es su jefe.

Aunque en un principio será bastante sencillo, ya que tan sólo nos deberemos preocupar de acelerar, frenar o inclinarnos, al tiempo que ganamos turbo, en las misiones posteriores la cosa se irá complicando hasta el punto que no podremos casi ni pestañear para no salir disparados antes de tiempo. Según vayamos superando niveles, el juego se encargará de presentar nuevos retos que irán apareciendo a lo largo de los raíles sobre los que se desplaza nuestra vagoneta: obstáculos que deberemos esquivar, peligrosos saltos o descensos infernales con toda clase de giros que pondrán a prueba nuestra habilidad y reflejos.

En cada uno de estos niveles se nos irán planteando también una serie de objetivos secundarios, que si cumplimos nos otorgarán más puntos, que son claves para conseguir más medallas. Este sistema de medallas, como os podréis imaginar, nos permitirá desbloquear nuevos niveles aún más alocados y divertidos, y cada vez con montañas más salvajes.

Modos de Juego de ScreamRide para Xbox One

En la segunda modalidad, nos convertiremos en ingenieros del parque futurista, ya que deberemos completar una montaña que se encuentra incompleta en su parte intermedia, de manera que deberemos utilizar las distintas piezas (como si de un scalextric se tratase) para intentar completar la atracción. El juego nos marcará unos objetivos que deberemos cumplir, como una longitud mínima, el número de piezas a utilizar o su peligrosidad, teniendo en mente siempre que debe ser lo más desafiante y espectacular posible. De manera acertada, se ha huido de cualquier tipo de complicación, y con un sencillo menú inferior podremos acceder a los distintos tipos de piezas y herramientas, mientras que con el stick podremos ir situando cada una de ellas en la propia montaña, al mismo tiempo que elegimos su dirección o inclinación. En cualquier momento podremos probar en primera persona nuestra creación y así comprobar el grado de peligrosidad de nuestra obra.

Pero sí lo que deseamos es crear una montaña rusa completamente desde cero, tan sólo deberemos dirigirnos al modo sandbox y ya no tendremos ninguna barrera para demostrar toda nuestra creatividad y habilidad a la hora de crear espectaculares edificaciones de ocio. A diferencia de las fases que hacemos de ingenieros en el modo Carrera, aquí nos encontramos con un sinfín de posibilidades. Todos aquellos que disfruten realizando sus propias creaciones, encontrarán en este modo horas y horas de entretenimiento mientras realizan todo aquello que tengan en mente. Además de diseñar las montañas a nuestro gusto, también podremos elegir el aspecto de las ciudades, de los distintos edificios e incluso de la propia isla. El único limite a nuestra imaginación y creatividad viene dado por el número total de bloques que podemos utilizar, que dependerá del tipo de escenario que utilicemos. Destacar que en el modo principal, según vayamos cumpliendo misiones, podremos desbloquear nuevos escenarios que nos darán más posibilidades. El completo editor nos permitirá crear autenticas virguerias.

Y si necesitamos más herramientas para recrear todo aquello que queramos, tan sólo debemos desbloquear nuestras herramientas y materiales de construcción progresando en este modo de juego. Al igual que sucede en el modo que nos convierte en ingenieros, el uso de todas las herramientas resulta de lo más sencillo, facilitando que cualquiera se anime a realizar sus propias creaciones, que, como gran acierto del juegos, podremos compartir con el resto de jugadores. Una opción que, sin duda, alarga aún más si cabe la duración del juego. En los pocos días desde su lanzamiento, ya hemos podido ver auténticas maravillas creadas por otros jugadores, que os animamos a probar.

ScreamRide jugabilidad

Nos queda hablar de las misiones de destrucción. Ojo al dato, porque esta parte resulta la más alocada y adictiva del título. Nuestro objetivo será lanzar y guiar a nuestro personaje que irá metido en distintos artefactos (bolas, cápsulas…) por los aire para intentar impactar con el mayor número de construcciones del parque, para lo cual deberemos controlar la velocidad de lanzamiento, la inclinación con la que salimos despedidos y, posteriormente, dirigir el artefacto con la mayor precisión posible para crear la máxima destrucción posible. Salvando las distancias, esta modalidad nos ha recordado al divertidísimo Boom Blox de Wii, ya que nos anima a derribar enormes edificios y hacer explotar todo para generar el mayor nivel de destrucción posible.

En estas misiones nos partiremos de risa intentando deshacer todas las construcciones, provocando efectos en cadena y generando el caos a nuestro paso. Aunque pueda parecer sencillo, para cumplir con nuestro objetivo deberemos pensar muy bien cómo aprovechar el número de lanzamientos que tenemos a nuestra disposición. Así, puede ser más conveniente apuntar a las bases de los edificios para generar un efecto dominó o arriesgar y apuntar a determinados puntos que generen una gran explosión que acabe con todos los edificios cercanos, por citar solo algunas posibilidades. Esta modalidad nos ha encantado, y aunque en un principio pueda resultar sencilla, según vayamos avanzando en las distintas fases, asistiremos a diseños mucho más complejos en los parques futuristas que debemos arrasar, añadiendo además toda clase de elementos nuevos como escudos, barriles explosivos, dianas, plataformas o rebotadores.

Salvo el modo Sandbox, que es independiente del resto, los otros tres tipo de misiones se irán intercalando en el modo principal del juego: Carrera (Career). Al iniciar esta modalidad nos encontraremos que se nos irán planteando una serie de misiones a lo largo de seis fases que van añadiendo nuevos elementos para que podamos exprimir al máximo cada tipo de juego. Cada una de las fases está formada por una serie de tres eventos, cada uno de las cuales apuesta por alguno de los tres modos de juego que ya hemos explicado (ScreamRiders, destrucción e ingenieros). Como ya hemos indicado en la explicación de cada parte del juego, según vayamos avanzando en el modo Carrera, irán apareciendo nuevos elementos y las fases se irán complicando con nuevos retos, por lo que se motiva al jugador a seguir avanzando al mismo tiempo que intenta superar sus registros o puntuaciones.

análisis de ScreamRide

En un título de estas características, se agradece la presencia de tablas de clasificación online, ya que nos permitirá picarnos con nuestros amigos y otros jugadores del mundo para intentar superarlos y alcanzar los puestos más altos. Destacar también que este modo carrera nos ameniza entre fase y fase con divertidas escenas de vídeo, que cuentan con un gran sentido del humor. Y es que estamos ante un juego que sobre todo nos mantendrá con una risa constante e incluso nos hará soltar más de una carcajada, que además nos incita a mejorar nuestras puntuaciones, y todo ello con una propuesta variada, alocada y tremendamente divertida, que al final y al cabo es lo que pedimos a cualquier juego.

Así que, en nuestra opinión, sin ser una obra mayor, hay que felicitar a sus creadores por apostar por un juego muy distinto a lo que estamos acostumbrados pero que, sin embargo, nos ofrece igual o más diversión y horas de juego que muchos otros títulos más famosos.

juegos ScreamRide

Gráficos de ScreamRide para Xbox One

En este punto lo más destacado es la estética elegida por el estudio para recrear este mundo futurista, con unos personajes muy simpáticos, que no dejarán de gesticular y hacernos reír con sus reacciones, ya sea montados en las montañas rusas (con caras de alegría, miedo o de velocidad…) o evitando ser aplastados por los artefactos lanzados. En un título que juega mucho con las físicas, éstas han tenido un gran tratamiento, de manera que tanto explosiones como demoliciones de edificios resultan muy espectaculares, al tiempo que la reacción de los vagones sobre los raíles es muy realista.

Técnicamente no estamos ante un título sobresaliente, pero es que tampoco pretende ofrecer el máximo realismo y unos gráficos impactantes, sino que nos presenta un motor muy solvente que está a disposición de la jugabilidad. Todos los elementos y estructuras presentan una gran solidez, con una paleta de colores vida y muy acertada que le da cierto toque estilo cartoon al título.

Todo se muestra con una gran nitidez y a pesar de la gran velocidad que alcanzan los artefactos y los vehículos de las atracciones, así como de la cantidad de elementos que pueden destruirse al mismo tiempo, en todo momento la suavidad es total.

Gráficos de ScreamRide para Xbox One

Sonido de ScreamRide para Xbox One

Mediante divertidos tutoriales, el juego nos presenta los distintos modos de juego y el funcionamiento básico de cada uno de ellos. Eso sí, estas voces nos llegan en inglés, pero sin suponer un gran inconveniente ya que todo se nos presenta en pantalla con vídeos. Los efectos de sonido resultan muy acertados y contundentes en las explosiones, mientras que los gritos de los personajes resultan muy graciosos. La banda sonora permanece en un segundo plano, aunque en ningún momento resulta molesta, se limita a acompañar la acción.

Sonido de ScreamRide para Xbox One

Conclusión de ScreamRide para Xbox One


Frontier Games y Microsoft nos traen una propuesta muy original, que huye de los convencionalismos, apostando por un juego muy entretenido que gustará por igual a cualquier tipo de jugador. Un soplo de aire fresco que apuesta por meternos de lleno en un parque de atracciones futurista para disfrutar de una serie de modos de juego divertídisimos y muy variados. Destrucción, conducción y construcción se reparten protagonismo en ScreamRide, un juego que nos garantiza muchas horas de entretenimiento. La gran variedad de pruebas, el completísimo editor y la posibilidad de compartir nuestras creaciones garantizan juego para rato. Sin duda, estamos ante una más que agradable sorpresa, que resulta perfecta para desconectar de tantos tiros y juegos genéricos.

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Análisis, Featured
Comparte este artículo