Análisis The Order: 1886 para PS4

Análisis The Order: 1886 para PS4
Comparte este artículo
Autor: Comentar

¿Has oído hablar del juego The Order: 1886? Te proponemos un completo análisis para PS4Con una espectacular ambientación, mezcla de la época victoriana con una estética steampunk, Ready at Dawn debuta en PS4 con un título impactante desde un punto de vista visual.

Análisis The Order: 1886 para PS4



El estudio ha apostado por un título de acción en tercera persona, con ligeros toques de aventura; una experiencia que todo jugador debería probar, ya sea por su increíble apartado gráfico como por su magnífica ambientación y estilo cinematográficoY también muy disfrutable por todos aquellos que disfrutan de un título directo de acción sin más complicaciones que derrotar a decenas de enemigos.

Desde su anuncio en el E3 de hace dos años, The Order: 1886 se convirtió en uno de los juegos más esperados por todos los usuarios de PS4, uno de esos títulos que justifica la adquisición de una nueva consolaSu innovadora estética, su argumento y su estilo totalmente cinematográfico nos atraparon desde aquel primer tráiler.

El estudio californiano sorprendía a todos, y eso que hasta ahora se habían limitado a realizar conversiones (excelentes) de grandes juegos series para PSP, como los God of WarUna falta de experiencia en grandes desarrollos, que no resultaba ningún lastre en ningún momento con su primera gran producciónAhora, con el juego ya a la venta, podemos comprobar si la espera ha merecido la pena y si las actas expectativas no le ha pasado factura.

The Order: 1886

Análisis The Order: 1886 en profundidad

En las últimas semanas hemos podido leer algunas críticas, en nuestra opinión injustas, sobre la excesiva linealidad de su desarrollo, sobre la escasa duración de su campaña o un planteamiento jugable muy limitadoComo suele pasar en estos casos, nos gusta esperar a tener con nosotros el juego para exprimirlo al máximo y dar nuestras propias impresiones, no seguir la tendencia de “moda” y criticar por criticar un producto.

Nadie puede negar que estamos ante un Triple A de grandes dimensiones, ni que estemos ante el título más impactante desde un punto de vista gráfico visto nunca antes en consolasPero claro, queda saber si el resto de apartados alcanzan un buen nivelEn nuestra opinión, no estamos ante un juego soberbio en general, pero que resulta muy superior a lo que algunos medios -sobre todo extranjeros- nos han querido hacer pensar.

Tal vez el problema se encuentra en las expectativas que los jugadores y los medios suelen tener ante grandes juegosEn todo momento sus creadores no han engañado a nadie, ya que prometieron una espectacular experiencia cinematográfica con la jugabilidad clásica que se engloba en el género de los shooters en tercera personaPues bien, eso es precisamente lo que nos vamos a encontrar en esta aventura, que además viene respaldada por una narrativa muy cuidada y una ambientación increíble.

Análisis The Order: 1886 en profundidad

Por tanto, es absurdo criticar que no haya prácticamente zonas de plataformas, que la exploración sea mínima o que no haya resolución de puzzles, cuando nos encontramos ante un juego de acción pura y dura.

La innovación viene dada por la forma en la que se nos muestran los hechos, como escenas de vídeo -generadas por el propio motor del juego- se fusionan con la acción sin que nos demos cuentaSe busca hacer partícipe al jugador de la historia, formar parte de ellaDe ahí que se haya optado por la inclusión de los tan conocidos Quick Time Events para numerosas situacionesSe puede discutir si esta mecánica simplifica o no mucho las acciones, pero siempre teniendo en cuenta que se ha buscado la interactivad del jugador, sin que ello suponga introducir complejos planteamientosUna vez más hay que destacar que estamos ante una experiencia que huye de toda complicaciónY como tal, puede gustar más o menos, pero no por ello tiene que ser negativo, porque sino estaríamos criticando a la mayoría de juegos de acción.

La experiencia jugable es muy disfrutable, al menos en nuestra opinión¿Se podría mejorar? Está claroPor pedir, nos gustaría que fuera más largo y que introdujera una faceta multijugadorPero lo que ofrece, lo hace muy bien, y buena muestra de ello es que a nosotros nos costó mucho soltar el mando en cada sesiónY es que, casi sin darnos cuenta, estaremos alternando escenas de vídeo, en las que participaremos en algunos instantes con sencillos QTE’s, con intensos tiroteos.

Análisis The Order: 1886 a fondo

Desde los primeros instantes, nos daremos cuenta que el juego cuenta con un potente aspecto cinematográfico, con un aspecto visual que nos sumerge en un mundo que fusiona videojuego con cine como nunca antes habíamos experimentado.

Buena muestra de lo que comentamos es la nula interrupción que se produce entre la parte jugable y las numerosas secuencias cinematográficasResulta impresionante el trabajo realizado para que los modelos del juego luzcan exactamente igual que los de las escenas de vídeoEllo ha sido posible gracias a un potentísimo motor propio de nueva generación que permite renderiza todo en tiempo real según estamos jugandoAún resulta más sorprendente la nula existencia de cargas durante el desarrollo de los capítulos.

Muchas veces nos preguntaríamos cuándo llegaría el día en que los juegos ofrecieron un apartado gráfico tan realista que costara distinguirlo con la realidadPues bien, The Order 1886 es hasta ahora lo más cercano que hemos visto a la realidad, gracias un trabajo casi enfermizo a la hora de recrear hasta el último elemento en pantalla, cada textura.

The Order: 1886, novedades

La recreación del Londres victoriano nos dejará con la boca abierta, con un diseño de los escenarios sublime y una recreación el ambiente de la época apabullanteLa puesta en escena es insuperable, un perfecto ejemplo de la potencia que ofrece en su interior PlayStation 4.

Aunque el juego nos sitúa a finales del siglo XIX, la realidad alternativa que no presenta personajes y ambientes típicos de la época con elementos de fantasía y una historia en la que el hombre utiliza armas y herramientas vanguardistas para combatir a un antiguo y terrible enemigoComo miembros de La Orden, una unidad especial formada por caballeros de élite, tomaremos parte de una guerra centenaria que determinará el futuro de la humanidad.

Siempre resulta apasionante que se tome una etapa histórica tan atractiva, pero re-imaginando la historiaAsí, se nos plantea una visión única del Londres victoriano, para vivir una historia alternativa en la que los avances tecnológicos son vitales en la batalla contra un enemigo al que la Orden se lleva enfrentado desde hace siglosEl desarrollo armamentístico será fundamental para sobrevivir en esta dura guerraLos avances tecnológicos desarrollados por personajes históricos como Tesla permitirán a los seres humanos tomar ventaja por primera vez en esta guerra.

Análisis The Order: 1886 a fondo

No os queremos desvelar detalles que os puedan estropear la historia, pero destacar que no sólo nos enfrentaremos contra enemigos humanos, sino que como se ha visto en los vídeos, también habrá enfrentamientos contra Licanos, hombres-lobo que aparecerán en momentos puntuales de la campaña, siendo parte fundamental también de la trama.

Como vemos, un planteamiento muy atractivo que nos picará desde el primer momento, y que se irá desarrolland a través de numerosas y extensas secuencias cinemáticasEstas escenas de vídeo resultan imponentes desde un punto de visual y estético, siendo parte fundamental también del desarrollo, ya que nos irán destripando la historia poco a pocoTampoco faltarán la presencia de numerosos giros argumentales.

Si bien en otros juegos podría parecernos excesivos estos vídeos, la calidad con la que están realizados y lo bien que están introducidos en la historia en esta ocasión sí que merecen la penaDesde Ready at Dawn se ha tenido siempre presente que, aparte de la acción, la narrativa debía jugar un papel importanteTal vez este elemento es el que puede resultar más chocante en un género poco dado a conceder mucha importancia a las historias, que por lo general resultan una mera excusa.

 The Order: 1886 con detalle

Y sí, la presencia de vídeos es muy superior a la media, pero como decimos, ya entramos en cuestión de gustosA nosotros particularmente nos han encantado y nos han permitido sumergirnos más en la historia.

Centrándonos en la campaña, ésta se encuentra dividida en 16 capítulos, que a su vez constan de un número variable de seccionesPor lo general, a cada vídeo -de gran duración- le sucederá una serie de zonas más o menos abiertas en las que deberemos enfrentarnos a distintos enemigos en intensos tiroteosTal vez, hubiera sido más recomendable que los momentos de acción hubieran sido más seguidos, pero como decimos, estamos ante una producción que confiere una gran importancia al aspecto cinematográfico.

Aunque días antes de su lanzamiento se rumoreo sobre la escasa duración del juego, incluso con datos que hablaban de poco más de 5 horas, ya os podemos asegurar que si jugamos disfrutando del título, la duración es superior a era ridícula cifraEn concreto, a nosotros nos ha durado unas 9 horas en nivel medioNo es precisamente un juego largo, pero tampoco es tan corto como se ha querido hacer ver

.
Se podría decir que está en la media del género, aunque puede que la experiencia se nos haga más corta, precisamente porque nos mete de lleno en la historia y se nos pasa el tiempo volando.

 The Order: 1886, novedades

Además, si tenemos cierta experiencia, nuestra recomendación es que directamente comencéis en el modo difícil, ya que es como más se disfruta el juego, ya que los enemigos gozan de una gran IA y los intensos tiroteos serán mucho más complicados.

Al juego le habría venido muy bien que se hubiera incluido algún modo extra que alargara la duración, ya que el único incentivo extra que tenemos para volver a jugarlo para explorar todos los escenarios y encontrar todos los objetos, notas de audio o periódicos.
Eso sí, no nos pensemos que estamos ante un juego que nos da una gran libertad, ya que por lo general los escenarios nos muestran siempre el camino a seguir, con muy pocas desviaciones.

El núcleo jugable del título son los combates, que sin duda han sido resueltos con maestría.
Por lo general, asistiremos a enfrentamientos contra unos pocos enemigos, pero en determinadas ocasiones, asistiremos a combates mucho más complicados en pequeñas arenas, en las que los enemigos nos lo pondrán muy complicado.
Además, hay que elogiar una vez más la gran IA de la que hace gala la máquina, hasta el punto que no será nada raro que nos rodeen, nos lancen granadas, busquen cobertura o nos intenten rodear.

 The Order: 1886, jugabilidad

Por fortuna, contaremos con un arsenal repleto de impactantes armas.
El diseño de estas armas y su utilización resulta igual de sorprendente.
En todo momento podremos equiparnos con una arma corta, una larga y dos tipos de granadas.
Pero el número de armas es bastante extenso, por lo que en todo momento podremos ir cambiando entre unas y otras para adaptarnos a cada situación.

No faltan de ningún tipo: rifles, escopetas, distintos tipos de fusiles, ametralladora, pistolas, francotirador… La elección de una y otra es importante en cada situación, aunque siempre podemos ir recogiendo aquellas que dejen los cadáveres enemigos.
Algunas de estas armas resultan impactantes, en especial el Fusil Termita -una especie de lanzallamas rudimentario- y el Arma Inductora de Arcos que electrocutará a nuestros enemigos.
También podremos utilizar distintos gadgets que nos permitirán abrir puertas, cortar la electricidad o ver a larga distancia.

La mayoría de los enemigos contra los que nos enfrentaremos son los rebeldes, que como ya hemos dicho no nos lo pondrán nada fácil.
Es en estos momentos cuando asistiremos a intensos escenas de acción en tercera persona.
Podremos buscar coberturas, desplazarnos deprisa entra distintas ubicaciones y plantear estrategias para acabar con los enemigos.
Así, podemos disparar sin descubrirnos a ciegas, con la dificultad que supone acerar de esta manera, o apuntar con la mirilla para acabar rápidamente con ellos.
Además, algunas armas ofrecen un uso alternativo que nos puede resultar de gran ayuda.
Así, podremos dejarlos cegados durante unos segundos, o prenderles fuego justo después de lanzarles una sustancia inflamable.

 The Order: 1886, usuarios

También deberemos estar muy atentos, ya que en cualquier momento nos pueden lanzar una granada, para lo cual deberemos rodar deprisa para no caer muertos.
Asimismo, también podremos acabar con ellos en un combate cuerpo a cuerpo que se resuelve con un QTE.
Eso sí, nos ha gustado que en estas escenas estemos expuestos al resto de enemigos, por lo que tampoco podremos abusar mucho del cuerpo a cuerpo.

Para intentar potenciar la jugabilidad con una mayor variedad, se han introducido determinadas zonas en las que deberemos hacer uso del sigilo, ya que sino seremos sorprendidos y tendremos que volver a repetirlas.
Estas zonas nos han gustado mucho ya que nos obligarán a examinar muy bien a nuestros enemigos, haciendo uso de las coberturas y de la oscuridad, con el objetivo de acercarnos por sus espaldas y acabar con ellos con una muerte silenciosa.
Tampoco faltan pequeñas zonas de plataformas, aunque su presencia es muy básica, por lo que solo destacan por ofrecer escenas espectaculares.

Mucho más destacable son una serie de enfrentamientos, que tendrán lugar en momentos claves de la aventura, contra los Hombres-Lobos de los que hablábamos anteriormente.
Les habrá de varios tipos, unos que se basarán en disparar y evitar sus ataques, mientras que los más poderosos se resuelven con una sucesión de QuickTime Events.

 The Order: 1886, detalles

Como vemos, los QTE tienen una importante presencia en distintos elementos del juego, y ello es debido a que se ha buscado una mayor interacción del jugador tanto en las escenas más pausadas, como en escenas de vídeo y momentos cumbre como estos citados enfrentamientos contra los Licanos.
Estas escenas no se basan solo en apretar un botón concreto, sino que también deberemos desplazar el stick en el momento concreto en una dirección y también, apuntar hacia una determinada zona en algunas situaciones.

Puede que algunos hubieran preferido más acción y menos secuencias predeterminadas, pero nadie puede negar que el resultado resulta espectacular en todo momento.
Destacar que también hay una serie de sencillos minijuegos que nos permitirán desbloquear puertas y desconectar la luz con los gadgets de los que hablábamos antes.

En definitiva, The Order: 1886 es un intenso y divertido juego de acción en tercera persona que intenta innovar ofreciendo una potente faceta cinematográfica, que sustenta una historia muy atractiva y una experiencia brutal desde un punto de vista visual.

 The Order: 1886, últimos juegos

Gráficos de Análisis The Order: 1886

Si bien todo lo relativo a la jugabilidad tendrá sus defensores y detractores, el apartado visual no ofrece ninguna discusión.
Y es que nos encontramos, sin lugar a dudas, ante el juego más impactante y espectacular desde un punto de vista gráfico visto nunca en videoconsolas.
Incluso si tenemos un ordenador potente, nos quedaremos gratamente sorprendidos por el poderío técnico que ofrece The Order: 1886.

Resulta casi imposible poner un pero a un trabajo tan espectacular, con un diseño artístico sublime que mezcla la Londres victoriana con un estilo steampunk.
Una combinación de lo más sugerente que se apoya en un motor gráfico potentísimo y una ambientación fabulosa.

El diseño de todos los personajes resulta casi insuperable, con un tratamiento de rostros, pieles y ropas casi real.
No menos destacable son las animaciones que dan la sensación de cierta pesadez en nuestros movimientos para conseguir un mayor realismo.

Gráficos de Análisis The Order: 1886

Los combates es un espectáculo total gracias a la destrucción de muchos elementos, los impactantes efectos de partículas, el hiperrealista fuego, las explosiones o los efectos de humo.
Una brutalidad que nos hace soñar con lo que nos podrá ofrecer PS4 en los próximos años si con poco más de un año de vida ya nos entrega un título tan impactante.

A pesar del gran número de elementos en pantalla y la calidad de todo, el juego se mueve con una absoluta fluidez a 30 frames por segundo.
No serán pocos los momentos en los que nos queramos perplejos observando los impresionantes escenarios y las bellas estampas que nos ofrecen, gracias también a la soberbia iluminación del juego.
Estamos ante uno de esos juegos que estaremos deseosos de mostrar a todo el mundo.

Pero, sin duda, lo que más nos ha impactado es la imponente recreación de Londres, de unos escenarios que combinan el diseño clásico con una realidad alternativa.
Si conocemos la capital inglesa, nos quedaremos fascinados observando como se han recreado lugares emblemáticos de la ciudad.
También visitaremos lugares con ese característico tono gris y oscuro como Whitechapel, que incluso nos pondrán la piel de gallina en algún momento.
La fantástica recreación del sistema de iluminación, la recreación de la niebla y todos los efectos nos ha dejado sin palabras, es algo que hay que experimentar por uno mismo.

Por último, comentar que la elección de las polémicas bandas negras vuelve a ser una cuestión de gustos.
Entendemos que algunos no se sientan a gusto con su inclusión, pero en nuestra opinión casan muy bien con el carácter tan cinematográfico que se le ha querido dar al juego.
En cualquier caso, el espectáculo visual es tan alto que, en pocos instantes, te habrás olvidado de su presencia.

Análisis The Order: 1886, lo último en gráficos

Sonido de Análisis The Order: 1886

No menos impresionante es el apartado sonoro del juego, con una banda sonora que nos ha maravillado por su calidad.
Se nota que estamos ante una superproducción, ya que todos los elementos técnicos han sido cuidados al máximo, como unos efectos sonoros que resultan impactantes y potentes a partes iguales.
Por último, como suele ser habitual en todos los grandes juegos de Sony, el juego nos llega completamente traducido y doblado al español.
Se nota que la dirección ha corrido a cargo de Álex de la Iglesia, porque todas las voces y sus interpretaciones resultan magníficas.

Sonido de Análisis The Order: 1886

Conclusión de Análisis The Order: 1886

The Order: 1886 es uno de esos títulos que no dejará a nadie indiferente.
En nuestro caso, estamos muy contentos con el resultado final, ya que pocas veces hemos podido disfrutar de un título tan espectacular y con una historia tan cuidada.
Ready at Dawn debuta en PS4 con un imponente juego de acción en tercera persona que cuenta también con un importante componente cinematográfico. Es precisamente este elemento el que puede crear más controversia, ya que la presencia de secuencias animadas es muy grande, pero en nuestra opinión están totalmente justificadas para ofrecer una completa experiencia que fusiona dos mundos como los videojuegos y el cine.

Cabe destacar lo divertidos que resultan los combates y la impresionante ambientación del juego.
Pero si por algo pasará a la historia el juego es por su brutal apartado audiovisual, que directamente le sitúa en el podio de consolas.

Con sus posibles aspectos mejorables -una mayor duración y más modos de juego, pensamos que The Order 1886 ha cumplido con las expectativas y es un título que todo usuario de PS4 debería probar.

¿Qué te parece nuestro análisis de The Order: 1886?

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Arcade, Featured
Comparte este artículo