Metro: Last Light – Análisis Xbox 360, PS3, PC

Metro: Last Light – Análisis Xbox 360, PS3, PC
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Tres años después del lanzamiento del brillante y sorprendente Metro 2033, 4A Games y Deep Silver nos traen su esperada secuela, que vuelve a apostar por ofrecernos un shooter con toques de supervivencia en un mundo aún más oscuro y tenebroso que en la primera ocasiónArtyom volverá a ser la única esperanza de supervivencia para la humanidadNuestro protagonista deberá enfrentarse sobre el suelo de una Moscú post-apocalíptica a mutantes, criaturas terribles e incluso otros humanos.

Metro-Last-Light

La espectacular ambientación, el enfoque y, una vez más, su atractivo argumento -en el que ha participado el propio Dmitri Glukhovsky para escribir los diálogos-, convierten a Metro: Last Light en una de las mejores experiencias que hemos podido disfrutar dentro del génerode la acción en primera persona.

El éxito de crítica y publicó que supuso la primera entrega nos aseguraba una secuela, que ahora nos llega con la intención de repetir el mismo éxitoSus creadores, 4A Games, han contando en esta ocasión con el apoyo de Deep Silver para intentar volver a repetir las mismas altas cotas de calidad de su predecesor.

Metro-Last-Light-1

De este modo, con el juego en las manos, nos encontramos con un juego que mantiene la esencia del original, pero perfeccionando cada uno de los apartados, lo que se traduce en un juego de una calidad incuestionable, uno de los mejores títulos de lo que llevamos de 2013 y un imprescindible para cualquier amante del género.

Con Metro: Last Light tenemos un claro ejemplo de que todavía se puede innovar en un género tan explotado como es el de los FPSPara ello, resulta clave la introducción de elementos más propios de los géneros de aventura y “survival horror”La exploración y el racionamiento de la munición, botiquines y demás objetivos es fundamental si queremos sobrevivir en un ambiente tan hostilDeberemos explorar con mucho cuidado cada rincón de los escenarios para encontrar suministros que nos permitan seguir adelanteEn todo momento deberemos estar pendientes de que no se nos acaben las balas, porque nunca sabremos cuándo nos vamos a encontrar con un terrible enemigo.

Al igual que pasaba en su predecesor, el clima de tensión e incertidumbre es una constante durante todo el desarrollo, ya que en todo momento tendremos la sensación de que nos pueden atacar, lo que nos obligará a estar con mil ojos en todo momento, sobre todo en los momentos en los que tenemos que arriesgarnos a explorar las zonas exterioresAl contrario de lo que encontramos en otros muchos títulos del género, en Metro: Last Light contaremos con unos recursos muy limitados, por lo que deberemos administrar muy bien nuestras balas si no queremos estar vendidos en el peor momento.

Metro-Last-Light-2

La ambientación de toda la campaña es simple y llanamente apabullante, de hecho podríamos decir que es una de las más conseguidas de toda la generaciónResulta fascinante el diseño de cada uno de los escenarios, tanto los subterráneos como los increíbles exteriores, que ayudan sobremanera a conseguir una ambientación oscura que nos sumerge de lleno en la aventura y este mundo postapocalípticoEn este sentido, el gran nivel de detalle de todos los escenarios y los espectaculares efectos de iluminación en tiempo real nos dejarán en muchas ocasiones con la boca abiertaSe nota sobremanera que sus creadores sus expertos en exprimir al máximo el hardware que utilizan, ya que nos encontramos con un nivel técnico brutal, tanto en consolas como en PC.

Centrándonos en la historia, la acción nos sitúa en el año 2034 y se desarrolla en Moscú. Una guerra nuclear ha arrasado con toda la superficie y ha dejado muy pocos supervivientes, que tienen que retirarse y sobrevivir en los túneles del Metro moscovitaUno de estos supervivientes es Artyom, que deberá hacer frente a la amenaza constante que llega desde el exteriorNuestro protagonista se deberá enfrentar a monstruos surgidos de la atmósfera tóxica, unas terribles criaturas que están deseosos de alimentarse de humanos, además de a otras facciones que están desesperadas por controlar los escasos terrenos habitables que han quedadoMientras luchamos contra todo ellos, deberemos encontrar un dispositivo de gran potencia que podría ser la clave para la victoria.

Nos os queremos contar más detalles, ya que podríamos caer en los tan odiosos spoilers, pero sí que os aseguramos que el desarrollo resulta apasionante en todo momento, gracias a unos personajes y diálogos que tomarán un gran peso en la historiaAunque el juego aprovecha uno de los finales que vimos en el original, se puede disfrutar a la perfección sin haber disfrutado de la primera entregaAdemás, la cinemática inicial nos pondrá en antecedentes y los primeros compases nos descubrirán algunos detalles de nuestro protagonista.

Metro-Last-Light-3

Este será el punto de partida de una campaña apasionante que nos mantendrá en vilo hasta el final gracias a un desarrollo intenso como pocos y un argumento que captará nuestra atención de principio a finDeberemos explorar un mundo post-apocalíptico repleto de peligros, mientras atravesamos algunos de los escenarios más absorbentes y fascinantes que hemos podido ver nunca.

La campaña se divide de forma acertada en episodios, cada uno de los cuáles contará con una duración variable, aunque no son nunca especialmente largos con el objetivo de ofrecer una mayor variedadAunque siempre tendremos un objetivo claro, nos podremos desviar del camino marcado y explorar libremente por los escenarios para encontrar objetos y otros secretos.

Al comenzar trabajaremos para La Orden, pero según vayamos avanzando entraremos en contacto con el resto de facciones que habitan los subterráneos del metroLa política tendrá también su peso en Last Light, de modo que los distintos bandos están enfrentados por sus ideologías y por la manera que tienen de tratar a los mutantes.

Metro-Last-Light-5

Nuestro protagonista va a contar con un completísimo arsenal de originales armas fabricadas de forma manual para enfrentarse a temibles y poderosos enemigos, tanto humanos como mutantesEl diseño de los escenarios y las zonas de oscuridad nos permiten también hacer uso del sigilo para lanzar ataques sin ser descubiertos ni levantar sospechas.

Todos estos recursos con los que contamos los tendremos que aprovechar al máximo, ya que el número de bestias a los que nos vamos a enfrentar y enemigos de otras facciones es bastante elevado. La acción será vibrante y muy intensa en estos momentos, ya que cuentan con una gran IA que les hace reaccionar a nuestros ataques y saben también buscarnos nuestros puntos débilesEl propio diseño de los escenarios y su estilo opresivo ayuda también a que los combates sean uno de los principales atractivos del juego.

La mayor parte de la aventura se desarrolla bajo tierra, aunque las partes que tendrán lugar en la superficie tienen también su importancia en el desarrollo de la historia, además de ser espectaculares desde un punto de vista visualEn ambas nos encontraremos con toda clase de enemigos y peligrosEso sí, las zonas exteriores están plagadas de enemigos, por lo que suponen todo un reto.

Metro-Last-Light-6

Cuando se trata de enemigos humanos, podremos encontrarnos con situaciones muy distintas que conllevarán estrategias diferentesEn estos momentos, el juego cuenta con un gran componente táctico, ya que deberemos estudiar sus movimientos y desarrollar nuestras propias estrategias para tener más éxitoEl juego nos da una gran libertad a la hora de afrontar la acción, por lo que podemos optar por el enfrentamiento más directo o bien hacer uso del sigilo como principal armaAmbos son igual de recomendables, aunque la primera nos premie con una mayor diversión y el poder contar con más recursosDe hecho, si optamos por los niveles más altos de dificultad, el juego puede llegar a ser un infierno si atacamos a lo loco, ya que los enemigos están muy organizados y no tardarán nada en acabar con nosotros.

Como vemos, el juego nos da una gran libertad a la hora de afrontar la acción, aunque no hay duda de que los mejores réditos se obtienen cuando se avanza despacio y aprovechamos la oscuridad y el sigilo para acabar con los enemigos

.
En este sentido, contamos con un gran número de posibilidades a nuestro favor: hacer ruido para captar la atención de un enemigo, escondernos en las sombras o detrás de objetos escuchar conversaciones, estudiar movimientos rivales, asesinar silenciosamente, dejar inconscientes, apagar luces para obtener oscuridad… En cada nivel nos encontraremos con distintas zonas que deberemos estudiar previamente para elaborar nuestra táctica.
Un acierto total su planteamiento, que nos obligará a demostrar toda nuestra habilidad e ingenio para resolver las distintas situaciones que se nos van a plantear.

En cambio, con los mutantes deberemos decantarnos en la mayoría de las ocasiones por un enfrentamiento más directo, ya que en cuanto se percaten de nuestra presencia irán directos contra nosotros.
Se mueven muy deprisa y son especialmente agresivos, por lo que es importante contar con bastante munición, además de demostrar una gran puntería y buenos reflejos.
Estudiar sus movimientos nos permitirá anticiparnos y obtener cierta ventaja.
Se ha mejorado bastante el comportamiento de todas estas criaturas y de sus rutinas, de modo que ahora suponen todo un reto.
En las zonas subterráneas encontraremos una enorme variedad de criaturas, mientras que en la superficie serán más letales y poderosas.

Metro-Last-Light-7

Eso sí, hay que destacar que esta secuela es más accesible para cualquier tipo de jugador que Metro: 2033.
La explicación se encuentra en un gunplay muy mejorado respecto a la primera entrega, la menor resistencia de los enemigos (uno de los pocos peros del primer título es que algunos bichos necesitaban muchos impactos para caer) y al sustancial incremento de checkpoints.
Ahora nos encontramos con unas armas mucho más precisas a la hora de apuntar y con un tiempo de respuesta mucho más rápido.
Sin embargo, si todavía queremos ponernos al límite, siempre podemos probar el Modo Comando, en el que prácticamente desaparece toda información del HUD, además de reducirse de forma notable la disponibilidad de munición.
Una experiencia bastante exigente que está indicada para los más expertos jugadores.

A pesar de que la acción es la gran protagonista del juego, como ya hemos visto hay otros elementos presentes en su desarrollo.
Uno de estos elementos a tener en cuenta es el de la gestión de los suministros y las armas, que servirán también como moneda de cambio en este mundo.

Por otro lado, en las zonas seguras conoceremos otros supervivientes y entablar conversaciones con ellos (aunque nuestro protagonista sigue siendo “mudo”).
En estas improvisadas ciudades podremos comerciar, intercambiando nuestras balas de calidad por munición, armas o accesorios como mirillas, silenciadores o difusores para personalizarlas.

Metro-Last-Light-8

Deberemos tener en cuenta que una serie de accesorios serán vitales para avanzar en nuestra misión.
Así, la máscara de gas nos permitirá atravesar zonas tóxicas.
Del mismo modo, estaremos obligados a estar pendientes del aguante de los filtros para cambiarlos cuando sea necesario.
Estos factores tienen un gran peso en la aventura, y más cuando podemos estar rodeados por numerosos enemigos, creando un clima de tensión constante.
También deberemos controlar el nivel de carga de la batería de nuestra linterna si no nos queremos quedar sin luz en el peor momento o controlar las corrientes de aire con nuestro mechero.
Elementos que añaden una mayor variedad en el desarrollo de una campaña que, además, cuenta con una duración bastante elevada.
Completarla nos puede llevar unas 15 horas, cifra superior si elegimos un nivel de dificultad algo.

Metro-Last-Light-12

Gráficos

Desde un punto de vista visual, Metro: Last Light es el juego más impresionante de lo que llevamos de año.
Todo el apartado gráfico y tecnológico resulta apabullante, de modo que estamos ante un auténtico referente en consolas y uno de los títulos más avanzados disponibles en PC.

El trabajo realizado es brillante, con una sucesión constante de momentos impactantes, el juego es un verdadero espectáculo que merece ser la pena visto.
En muchas ocasiones, nos quedaremos perplejos disfrutando de las bellas estampas que se nos muestran.
El juego en todo momento muestra escenarios y entornos deprimentes, oscuros y de lo más lúgubres, plagados de detalles y unas texturas de un gran nivel.

Los escenarios son maravillosos y el tratamiento de la luz es exquisito, siendo dos elementos fundamentales en la increíble ambientación del juego.
En este sentido, los rayos del sol o los efectos de luz nos sorprenderán por lo realistas que llegan a ser.
La recreación tanto de los oscuros túneles como de los exteriores de una Moscú arrasada son sensacionales.
El resultado es un juego que ofrece un gran realismo.

A destacar la enorme mejoría que han experimentado los personajes secundarios y las numerosas criaturas con las que deberemos enfrentarnos, con diseños y modelados muy trabajados en todos los casos, así como unas animaciones de gran calidad.

Metro-Last-Light-9

Sonido

Otro grandísimo trabajo el realizado por 4A Games, comenzando con una exquisita banda sonora que cuenta con temas de mucho nivel.
Por efectos de sonido son muy variados y ayudan a generar tensión.
Por si fuera poco, el juego nos llega con un gran doblaje en castellano.

Metro-Last-Light-imagen

Conclusión

Metro: Last Light mantiene el grandísimo nivel y la esencia de su predecesor, pero logra mejorar todos y cada uno de los apartados del juego.
El resultado es uno de los mejores títulos de 2013, un shooter en primera persona que ofrece también toques de aventura y “survival horror”, lo que se traduce en una experiencia brillante y absorbente como pocas.
La libertad de acción que ofrece al jugador y su apabullante nivel audiovisual son el broche de oro a un título que llega para ratificar que estamos ante una de las mejores IP’s de esta generación.
Imprescindible.

Comparte este artículo